Una pareja que vive en la ciudad de Ñemby fue víctima de hurto agra­vado ayer en horas de la madru­gada. El vehículo robado por los delincuentes fue recupe­rado en la ciudad de Villarrica (Guairá) durante un allana­miento realizado por el Minis­terio Público.

“Se trata de un hurto agravado de un vehículo de la marca Toyota modelo Premio ocu­rrido en la ciudad de Ñemby el 20 de febrero a las 2:00 de la madrugada. La señora se per­cató de lo sucedido cuando llegó su marido del trabajo y le preguntó dónde estacionó su vehículo”, explicó en contacto con La Nación la fiscala Laura Guillén.

Agregó que ante la pregunta, la mujer respondió al marido que el vehículo estaba en el esta­cionamiento, a lo que él le con­testó que no vio el móvil en el lugar. En ese mismo momento salieron a verificar y pudieron constatar que fueron víctimas de robo. “Como tenía radar el auto, ella fue hasta la Comisaría 7ma. de Ñemby, hizo la denun­cia y pidió a la empresa que ubi­que el vehículo”, apuntó.

Una vez cometido el hecho, los malvivientes hicieron un largo viaje hasta el departamento de Guairá. Una vez localizado el vehículo, una comitiva fiscal y policial allanó la vivienda donde estaba y fue recupe­rado el auto; además se incau­taron armas de grueso calibre y detuvieron a una persona. “El vehículo salió de la casa e hizo prácticamente un viaje sin escala hasta la propiedad, en una compañía de Villarrica antes de llegar a Iturbe”, sos­tuvo la fiscala.

Guillén sostuvo que ingresa­ron a una propiedad mediante orden de allanamiento. Allí ya se encontraban representantes de automotores y agentes poli­ciales de Villarrica, quienes instalados en la zona buscaban evitar la fuga de los supuestos delincuentes.

“La propiedad es grande y cuenta con una casa, nos reci­bió una mujer. Al ingresar den­tro de una habitación encon­tramos todas estas armas: escopetas, fusiles, ropas camu­fladas, frecuencia policial y armas blancas”, dijo.

También hallaron una bolsa de basura que contenía perte­nencias de las víctimas como documentos, facturas, agen­das y en otra zona de la propie­dad en una fogata encontraron más pertenencias, inclusive cuadernos de los hijos de la familia afectada. “Estaba en una zona bien oscura el auto­móvil y al verificar se trataba del auto de nuestra víctima. Los delincuentes quisieron ocultar y quemar las eviden­cias de que era el vehículo de la mujer”, agregó. Ante las evi­dencias halladas, se podría presumir que los delincuentes se estaban preparando para algún robo mayor. El caso fue derivado a la Fiscalía de Villa­rrica y el vehículo fue trasla­dado hasta el departamento Central.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar