El pasado 3 de noviem­bre, un incendio de grandes proporciones consumió en su totalidad varios locales del Mercado 4, afec­tando a unos 40 comercian­tes. Pero ante la falta de ayuda, desde ayer decidieron volver e instalarse en la zona afectada con carpas y mesas para volver a vender sus productos.

Tras el incendio, una serie de problemas se fue desatando en torno al siniestro, desde la Municipalidad de Asun­ción indicaron que existe un problema social de fondo y los permisionarios culpan a la Ande, lo cierto es que estas personas necesitan volver a trabajar para llevar el pan diario a sus familias.

“Hay responsabilidades com­partidas entre la Ande y la municipalidad a través de la Dirección del Mercado 4, que es la encargada del ordena­miento y buscar una solución a cualquier problema que pueda surgir. Un incendio en cual­quier lugar es factible no solo en el mercado”, detalló Leo­nardo Ojeda, comerciante. Afirmó que existe un pro­blema con el sistema de ener­gía eléctrica, con el cableado y el sistema de transmisión, que desde hace décadas no se cambia. “Son cables que ya no soportan la carga que se utiliza en el mercado y esa es la razón por la cual comenzó el incen­dio”, aseguró.

El comerciante indicó que desde el 2010 han peleado por la regularización de la ener­gía en el lugar y lograron que casi todos los locales cuenten con medidor. “En ese enton­ces, el intendente nos facilitó el certificado de puestos, gra­cias a eso el 95% de las casillas tiene conexiones con medido­res. Entonces eso de que fue por conexiones clandestinas no es cierto”, apuntó.

Ojeda manifestó que la culpa de que todos los locales se incendien por completo es de la Ande, que tardó dos horas para cortar la energía, tiempo en el cual los bombe­ros no podían intentar apagar las llamas por el peligro que representa el agua junto a la energía eléctrica viva.

Dejanos tu comentario