Ciudad del Este. Agencia regional.

La fiscala Nathalia Montanía, quien investiga el asesinato de Diana Evelines Mereles Duarte, quien era jueza en lo Civil, Comercial y Laboral de Hernandarias, imputó ayer a Wilson Miguel Scappini Villalba (28) por homicidio doloso y solicitó su prisión preventiva. El hecho ocurrió el sábado a la tarde siendo encontrado el cuerpo cerca de las 18:00 cuando un personal de seguridad llegó para relevar a Scappini Villalba, quien ya no se encontraba en el edificio del juzgado.

También fueron detenidas otras tres personas, dos mujeres y un menor de 16 años. Las dos mujeres fueron junto al guardia en el horario de trabajo, según el circuito de grabación de la sede judicial, mientras que el menor tenía en su poder el aparato celular del supuesto autor del homicidio. Dijo que Scappini le dio el aparato para mandar a “flashear”.

Wilson Scappini confesó ser el autor del hecho en su declaración ante la fiscala Nathalia Montanía y argumentó que estaba bajo los efectos del crack. En su declaración el hombre dijo que interceptó a la víctima al salir de su despacho y que fue movido por voces que escuchaba supuestamente por el estado de adicción en el que se encontraba.

El cuerpo de la jueza fue encontrado en el pasillo de la sede judicial, en la planta baja, con rastros de haber recibido un golpe muy fuerte en la cabeza. En un primer momento se informó que fue utilizada una piedra, pero luego la fiscala Montanía sostuvo que se trató de un extinguidor, el objeto utilizado para la herida mortal. La mujer tras recibir el golpe fue arrastrada por la escalera desde el piso superior hasta la planta baja. El cuerpo fue encontrado por otro guardia de seguridad que debía relevar a Scappini Villalba, quien avisó a la Policía. En el lugar se hicieron presentes personal del Departamento de Investigación Criminal, de la Comisaría 5ª Hernandarias, la fiscala de turno Natalia Montanía, la médico forense Ramona García, quien diagnosticó como causa probable de muerte traumatismo de cráneo, producida por arma contundente.

Las imágenes indican que la jueza salió de su despacho a las 15:15 tras recibir un llamado. La directora de RRHH de la Corte Suprema de Justicia, Silvana González, confirmó que la institución estaba en conocimiento del antecedente penal y de salud del citado guardia.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar