A bordo del papal, Italia. AFP.

El papa Francisco reiteró ayer miércoles que “el aborto es un homici­dio”, pero instó a los obispos a abordar el tema como pastores y no como políticos, en decla­raciones a bordo del avión que lo conducía de regreso a Roma desde Eslovaquia.

“Nunca he rechazado dar la eucaristía a alguien”, afirmó el Pontífice al ser interrogado sobre la propuesta de algunos obispos estadounidenses de negar la comunión a los políti­cos católicos que apoyan leyes a favor del aborto.

“La comunión no es un premio para los perfectos”, aseguró tras afirmar que el “aborto es más que un problema, es un homicidio. Quien aborta ase­sina, es así”, dijo. Sin embargo, advirtió que “cuando la Igle­sia, para defender un princi­pio, no se comporta como pas­tor, termina por tomar partido político”, afirmó. “Siempre ha sido así, basta recordar la his­toria”, añadió tras citar el caso de Juana de Arco y Savonarola, quemados durante la Inquisi­ción por herejía.

CERCANÍA, COMPASIÓN

“¿Que qué debe hacer un pas­tor? Ser pastor, no debe andar condenando”, subrayó. “¿Ser pastor de los excomulgados? Sí. El pastor debe estar con ellos. Ser pastor con el estilo de Dios. Y el estilo de Dios es cercanía, compasión y ter­nura”, explicó.

El tema de la legalización o no del aborto es de actuali­dad en numerosos países, e inclusive en Estados Unidos, el presidente Joe Biden, fus­tigó a inicios del mes la nega­tiva de la Corte Suprema de bloquear una ley de Texas que prohíbe el aborto después de seis semanas de embarazo. A finales del 2020, Argentina, el país de nacimiento del papa Francisco, se sumó al pequeño grupo de países de América Latina donde la interrupción voluntaria del embarazo está despenalizada en las primeras semanas de gestación.

VISITA

El papa Francisco finalizó ayer miércoles su visita oficial de cuatro días a Eslovaquia, un país de 5,4 millones de habi­tantes situado en el corazón de Europa, con una misa en el santuario mariano de Sas­tin ante 50.000 feligreses. Durante su viaje, el Papa de 84 años pronunció doce discursos y visitó cinco ciudades diferen­tes, con una escala en Budapest (Hungría), con motivo de un congreso religioso, sin ocultar su agradecimiento por interac­tuar con sacerdotes y jóvenes. Acompañado por un médico y dos enfermeras durante la visita, apareció sonriente y en buena forma.

REPRUEBA A CARDENALES “NEGACIONISTAS”

El papa Francisco reprobó ayer miércoles a los cardenales “negacionistas”, que rechazan vacunarse contra el covid y luego se contagian, en una alusión a uno de sus principales opositores. “En el colegio de cardenales hay algunos negacio­nistas. Uno de ellos, pobre, se contagió con el virus”, contó el Pontífice en el avión que lo conducía de regreso de su viaje apostólico de cuatro días a Eslovaquia, en Europa Central. Francisco se refería al cardenal estadounidense ultraconserva­dor Raymond Burke, uno de sus críticos más feroces, quien se enfermó en agosto de covid-19.

El Papa aclaró que dentro del Vaticano “todos están vacunados, excepto un pequeño grupo”, por lo que “estamos estudiando cómo ayudarlos”, agregó, durante una conferencia de prensa a bordo del avión papal. El Pontífice, un acérrimo defensor de la vacunación contra el covid-19, reconoció que no entiende las razones de tanto escepticismo frente a las vacunas.

Dejanos tu comentario

16H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar