Texto: Jazmín Gomez Fleitas

Te traemos nuestra selección de libros del mes para VOS

FANTASÍA ÉPICA

Trono de Cristal

Sarah J. Mass

Es el primero en una saga de siete libros que ya cuenta con su final en idioma inglés y que en español, se encuentra actualizado hasta el sexto libro. Su autora (32) es fan confesa de la Tierra Media de Tolkien y empezó a dar vida al mundo fantástico de Erilea a partir de los 16 años.

La historia de Celaena Sardothien es mucho más que la de una asesina a sueldo que se ve involucrada en la competencia de un despiadado rey para ganarse su libertad. Es la antesala a una aventura épica que va creciendo en complejidad y desarrollando a fondo a sus personajes.

Una que atrapa y va develando en los siguientes libros los secretos sellados años atrás, las fronteras de diversos mundos mágicos, los seres y las alianzas largamente olvidadas. Una lectura a no perderse para disfrutar de una heroína letal y determinada que vale la pena conocer.

FICCIÓN HISTÓRICA

La chica que

dejaste atrás

Jojo Moyes

Irresistible y completamente diferente a Yo antes de ti. Dos historias que se enlazan como una y que encuentran su desenlace casi un siglo después. En St. Péronne, Francia, en 1916 se encuentra Sophie Lèfevre al frente del hotel familiar. La ciudad cayó hace poco ante los alemanes y su esposo fue al frente a luchar. Lo único que le queda de él, es un retrato que pintó de ella y que muy pronto estará en la mira del comandante alemán.

Londres, 2006, Liv Halston no sabe que el cuadro que tiene en su posesión es el de Lèfevre y cuando una demanda toca la puerta, es el comienzo del fin para ella. En la bancarrota y sin trabajo, ¿por qué le llega eso justo ahora?

Uno no puede contener la inquietud de desentrañar el misterio y conocer toda la historia -con detalles incluidos- de Sophie. De todos los libros de la autora, es sin dudas mi favorito.

CLÁSICO

El coronel no tiene quien le escriba Gabriel García Márquez

Publicada en 1961, esta novela corta del maestro colombiano no se hizo conocida sino mucho tiempo después del éxito de Cien años de soledad (1967), hecho que el mismo autor reconoció: “Tuve que escribir Cien años de soledad para que la gente lo leyera”.

Una obra maestra de la literatura latinoamericana. Escrita con sencillez y agudeza, sin las características resaltantes que se le atribuyen a sus textos, como el realismo mágico o los saltos en la trama, es una historia franca acerca de la larga espera de un veterano de guerra por su pensión y su día a día sorteando las necesidades básicas.

El coronel, que baja todos los viernes hasta la oficina de correos del puerto como hace 15 años, tiene una única fuente de ingresos con su esposa: un gallo de pelea. Basado en hechos reales, queda grabado en las fibras emocionales del lector y no deja indemne a quien se anima a descubrirla.