Tips para una piel radiante en verano

La eterna juventud

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en el organismo. Sin embargo, a partir de los 35 años aproximadamente, su presencia va disminuyendo, por lo que la piel se vuelve más fláccida y aparecen las arrugas. La buena noticia es que gracias a los últimos descubrimientos es posible devolver al organismo eso que fue perdiendo.

Con la aplicación del ácido hialurónico, la piel puede volver a lucir firme. Este componente ayuda a recuperar ciertas características que se pierden con los años, como la forma de los labios, la nariz o el mentón. Asimismo, favorece la hidratación de cualquier parte del cuerpo. En Paraguay, El Álamo S.A. ofrece dos tecnologías que lo contienen: Profhilo y Aliaxin, productos de uso profesional que aseguran resultados naturales y duraderos.

Un consejo antes de dormir

Se trata de algo básico para mantener una piel saludable, pero muchas veces los detalles se pierden de vista. Antes de dormir, es importante mantener una rutina de limpieza. En primer lugar, eliminar

el maquillaje del rostro, porque si nos acostamos con el make up puesto, la piel envejece antes de tiempo. Asimismo, aplicar jabón facial para eliminar lo que el desmaquillante no pudo y, por supuesto, lavar la cara con abundante agua fría; ya que esta cierra los poros, evitando que la piel acumule suciedad o grasa.

El secreto para una buena hidratación

La regla número uno es tomar mucha agua, pero la exposición constante al sol en verano, trae consigo algunos efectos en la piel. Por lo tanto, para evitar que se vea deshidratada o seca, hay que aplicar (sobre todo en el rostro, el cuello y escote) leche, azúcar y jugo de aloe vera. Dejar que actúe por unos minutos y luego extraer la mezcla con abundante agua fría. Después de este ejercicio, la piel lucirá más suave y humectada.