Brazos caídos de jefes comunales ante regularización planteada por órgano dependiente de Hacienda para cobro de canon.

La Resolución Nº 36/2016 de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Cona­jzar) indica que las máquinas tragamonedas deben funcionar en lugares cerrados, de modo que la población sensible como niños y adolescentes no ten­gan acceso a las mismas, pero esto es casi letra muerta dado que uno puede encontrarse con estos aparatos en la vereda de cualquier comercio. Los órga­nos de control se comportan como espectadores ante el avasallamiento de la norma.

La municipalidad es el órgano que cuenta con facultades de realizar los controles respecto al cumplimiento de esta reso­lución; sin embargo, las comu­nas hacen caso omiso a la forma irregular en la que se opera en este rubro y, en algunos casos, hasta son cómplices de quienes explotan este negocio. Más aún, ahora que están en puja por el canon con la Conajzar.

Estas máquinas que pueden encontrarse a simple vista en las veredas de cualquier des­pensa, copetín, boutique, far­macia, entre otros tipos de comercios, pasan totalmente desapercibidas para el inten­dente de Ñemby, quien men­cionó desconocer de la presen­cia de las mismas en locales del centro de la ciudad.

“¿En serio?”, fue lo que respon­dió el jefe comunal de Ñemby, Lucas Lanzoni, al momento en el que se le indicó que en los comercios ubicados a pocos metros de la municipalidad fun­cionan máquinas tragamone­das y en plena vereda, un hecho que resulta imposible de creer que haya pasado desapercibido por el intendente.

“Hay que ser sinceros, es imposible que el municipio pueda hacerse cargo 100%, es responsabilidad de la Cona­jzar, ellos son los que habili­tan los juegos de azar”, señaló Lanzoni, y afirmó que en con­junto con la Fiscalía reali­zan operativos “intermiten­tes”, de manera de incautar las máquinas que se encuen­tran en la vía pública, pero los resultados de estas interven­ciones no están a la vista.

“Estamos detrás de eso y vamos a caerles”, fue lo que replicó el intendente de Limpio, Carlos Palacios, cuando fue consul­tado por la razón por la cual estas máquinas siguen en las veredas. Indicó que tienen atri­buciones para incautar estas máquinas que operan ilegal­mente, pero que, en primer lugar, esperan un informe de Conajzar sobre el tipo de per­miso que otorgan para la explo­tación de tragamonedas.

La misma consulta fue rea­lizada al intendente de San Antonio, Raúl Mendoza, y al de San Lorenzo, Alcibiades Quiñónez, pero ninguno de los dos respondió a las llama­das ni dio retorno a los mensa­jes que fueron enviados.

Cabe destacar que la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, indicó que en varias oportunidades han enviado notas a las municipa­lidades, solicitando planes de acción de modo de proteger a los niños de la exposición a traga­monedas, pero las respuestas a estos pedidos solo demuestran el desinterés de los jefes comu­nales. “Que no tienen sufi­ciente gente, que van a hacer, que van a coordinar con gente de Conajzar, no sé, algo pasa que no hacen”, señaló.

La dejadez por parte de las municipales se acentúa más aún ya que desde el año pasado la Conajzar está detrás de la regularización del negocio, que, según estimaciones, mueve unos G. 300 mil millones al mes. Tercerizó el censo y lega­lización y eso generó roncha en el sector debido a que deberán pagar un canon de manera for­mal, lo que juega en contra de las recaudaciones en negro.

Senado tratará proyecto para proteger a menores de maquinitas

El proyecto de ley “Por el cual se establecen medidas de protección a los menores de edad ante las influencias de las máquinas tragamonedas”, presentado por senadores de diferentes bancadas, será tratado hoy martes en sesión extraordinaria.

La Cámara de Senadores con­vocó a una sesión extraordi­naria para hoy martes, a las 10:00, para tratar diversos temas entre los que se encuen­tra el proyecto de ley “Por el cual se establecen medidas de protección a los menores de edad ante las influencias de las máquinas tragamonedas”. Este proyecto ya fue presen­tado en el 2019 por los senado­res Blas Llano, Silvio Ovelar, Gilberto Apuril, Fidel Zavala, Patrick Kemper y Fernando Lugo, pero hasta la fecha no fue promulgado.

La propuesta normativa se basa en el artículo 54 de la Constitución Nacional, de la protección al niño, que refiere que “la familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de garantizar al niño su desa­rrollo armónico e integral, así como el ejercicio pleno de sus derechos, protegiéndolo con­tra el abandono, la desnutri­ción, la violencia, el abuso, el tráfico y la explotación”.

Consultado al respecto, el senador Blas Llano había dicho que con esta ley se pre­tende proteger a los niños y adolescentes de la influencia y riesgos derivados de los juegos electrónicos de azar que ope­ran fuera de los casinos auto­rizados, con el fin de evitarles posibles daños que afecten su salud física y mental.

Explicó que se busca prohibir la instalación y explotación de las máquinas en lugares públicos donde concurren menores de edad para impedir que puedan desarrollar adicción a los juegos de azar, cuya patología se deno­mina ludopatía. Igualmente, se prevé la aplicación de sanciones a los infractores de esta ley.

En el proyecto se menciona que se aplicará una multa de un salario mínimo legal vigente por cada máquina que opere irregularmente, y si hay rein­cidencias, incluso podrá dupli­carse o triplicarse la sanción.

El proyecto se presenta des­pués de que el equipo de investigación del programa “Tierra de nadie”, del canal GEN, develara el sombrío esquema que existe detrás de la fabricación y explotación de las denominadas maquinitas tragamonedas. Según datos recabados por el medio, el negociado que existe en torno a estos aparatos deja ganan­cias de G. 300.000 millones mensuales que van a parar a los bolsillos de los misteriosos dueños de los aparatos.

De estas cifras, instituciones como la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar) no reciben ni un solo guaraní.

Licencia para importar tragamonedas

Viceministro de Comercio, Pedro Mancuello.

Desde el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) indicaron que se ha decidido avanzar en un “registro previo de importación” para quienes deseen importar unidades de máquinas tragamonedas.

“Aquel que desee importar ese producto tiene que ins­cribirse en un registro de importadores, debe proveer sus datos y cumplir todas las normativas. Una vez que está inscripto, hace su trámite de importación; Aduanas no le dejará despachar si no tiene una licencia previa”, señaló el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, en el pro­grama “Tierra de nadie”.

Explicó que de esta forma buscan controlar el ingreso de estas máquinas y que posteriormente se trabajará en la regulación de impor­tación de componentes de tragamonedas.

“Tenemos que avanzar por el otro sector por el que nos están metiendo goles, que es cómo están importando las partes. Ahí son supercreati­vos los importadores y a veces encuentran la forma de meter como repuesto de cualquier maquinaria”, expresó.

Dejanos tu comentario

15H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar