POR LOURDES TORRES LUGO, periodista

Hace unos días, el gobierno de Paraguay y la Unión Europea (UE) celebraron la suscripción de dos nuevos acuerdos para una cooperación no reembolsable por valor total de 86 millones de euros a ser destinados en la implementación de un sistema de protección social y en mejorar la calidad de la educación paraguaya.

Para conocer con más detalles acerca de estos acuerdos, La Nación conversó con el embajador de la UE en Paraguay, Paolo Berizzi, quien destacó la gran importancia de invertir en estos dos aspectos fundamentales para la reducción de la desigualdad que existe en el país, y construir las bases para enfrentar cualquier otra situación adversa como la que se vive con la pandemia actual.

-¿En qué consisten estos acuerdos firmados entre la Unión Europea y la República del Paraguay?

-Se trata de dos convenios de financiación no reembolsables que en total suman 86 millones de euros. Es una donación no reembolsable, esta suma se dividen en dos partes, 48 millones de euros para el sistema de protección social y 38 millones de dólares para invertir en educación.

-¿Cuál es el objetivo de esta donación de la comunidad europea?

-En primer lugar reforzar nuestro compromiso de la UE, de apoyar a Paraguay en la creación de verdaderas redes de protección para todas las personas y también para mejorar la calidad educativa del país. Porque hemos visto cómo en momentos difíciles como en este caso de la pandemia del covid-19, o podrían ser otras crisis, lo mejor que uno puede hacer como socio, amigo y cooperante es fortalecer las bases, lo que permite resistir las situaciones difíciles en futuro. Esto se construye sobre la base de protección social y educación porque son dos sectores claves para reducir la gran desigualdad que tiene Paraguay.

-¿El acuerdo se firmó estos días, pero a partir de cuándo se hace efectiva la transferencia de estos fondos?

-Es importante aclarar que los acuerdos se firmaron recientemente, pero ahora está a la espera de la ratificación del Congreso, y solamente después de que sea ratificado, porque es un convenio internacional, entrará en vigencia. Ahora, yo creo que no tendría problemas por tratarse de una donación no reembolsable, en la cual Paraguay deba poner un solo guaraní, y no tiene ningún componente de deuda o de préstamo.

-¿Bajo qué condiciones se realizarán esas transferencias?

-Es bueno aclarar que es un programa que va a tardar entre 3 a 4 años, y que está basado en transferencias después de logros de resultados. Justamente el programa no se basa en el objetivo de intentar, sino de que se logren los resultados. Entonces, hemos definido resultados concretos y mesurables con indicadores definidos de manera conjunta con el Gobierno de Paraguay, y sus respectivos ministerios que estarán involucrados. Cuando se logren los resultados, se procederá a la transferencia monetaria de parte de la UE al tesoro del Estado.

-¿Cuáles serían esos indicadores para dar algunos ejemplos?

-Hay docenas de indicadores, porque es un programa bastante complejo pero, por ejemplo, un resultado típico la reducción de la mortalidad materna, con partos más seguros, en la cual las mujeres deben acceder como mínimo al menos a 4 consultas prenatales. O un mayor número de personas mayores de 65 años, que puedan tener acceso a una pensión, o cierto porcentaje de trabajadores van a hacer una especie de formación profesional por si acaso se quedan sin empleo, ya tenga posibilidad de tener otra salida laboral. Así como aumentar la cantidad de niños que van a completar los años escolares, todas estas cosas serán medidas y una vez que se logren se procederá a la transferencia. No es simplemente un premio por lograr resultados, porque otra parte de esta donación también consiste en asistencia técnica, para eso vendrán expertos de otros países para lograr todos estos resultados.

-En el aspecto de la protección social, ¿Cuáles serán los objetivos?

Es un programa que va más allá de la asistencia social, porque asistencia social es solo un aspecto de la protección social que es un concepto mucho más amplio. Por ejemplo, incluye la vulnerabilidad, no es solo trabajar para los pobres, sino trabajar para las personas vulnerables, que podrían ser pobres si surge una crisis, como las sequías, inundaciones. Entonces, crear esta red de contención de protección es el objetivo final de un verdadero sistema de protección social y que apoya no en situaciones específicas, sino a lo largo de la vida. Hay salud básica, una mejor prevención, hay unidad de salud familiar, o también otros aspectos sociales como la formalización de las personas, son todas las cosas que crean un verdadero sistema que ayudará a las personas en caso que vuelva a surgir las dificultades. Para todo esto, se invertirá 48 millones de euros, con una parte de asistencia técnica.

-¿En cuanto al aspecto de educación a qué apunta?

-En este aspecto es un poco diferente porque la parte de transferencia al presupuesto es de 21 millones de euros, de los 38 millones de euros destinados, eso serían un 60% y el resto es una asistencia técnica. En educación apostamos directamente a la calidad, mejorar la calidad educativa, queremos apoyar a Paraguay para que los jóvenes al terminar el colegio hayan aprendido y se tenga mejores resultados en los tests de PISA, u otro test. Esto se hace con un conjunto de medidas, apoyando la formación de los docentes, también la gobernanza del Ministerio de Educación y Ciencias, y una cosa fundamental también de este programa, es crear un nexo más fuerte entre la escuela y el mercado laboral. Porque lo ideal sería que al final de los colegios puedan entrar en el mercado laboral de manera formalizado y no abandonen el colegio, o que entren en la economía informal.

-¿Es la primera vez que se lleva adelante este tipo de programas o ya lo implementaron anteriormente en el país?

-En el aspecto de protección social es la primera vez que hacemos este tipo de cosas, pero estábamos preparando desde hace tiempo la puesta en marcha con varias consultoría para concienciar sobre el tema. Es un programa bastante innovador y moderno, porque es mucho más complejo involucra a muchos ministerios e instituciones, por eso creemos que aunque sea difícil es lo que hay que hacer. En el aspecto de Educación ya se han desarrollado otros programas que están por acabar pero que es totalmente diferente porque tenía otros ejes de trabajo.

-¿Algún comentario final que quiera agregar?

-Solo quiero comentar lo que estamos viviendo este año, con la pandemia, pero también hemos pasado dificultades de menor impacto con otros tipos de crisis en años anteriores, todo esto es un llamado de atención de que debemos trabajar para el futuro. Tanto en Europa, como otros países del mundo, estamos preocupados por el día a día, pero hay que fortalecernos para el día que venga problemas grandes. Entonces, el tipo de recuperación que hacemos en Europa es una recuperación basada en el fortalecimiento de nuestras resistencias, de nuestras resiliencias. Pensamos que este es el camino a seguir con los países que somos socios.

PERFIL

PAOLO BERIZZI

Embajador de la Unión Europea en Paraguay desde setiembre del 2017: Es abogado de la Universidad de Pavía (Italia), tiene un posgrado por la Escuela de Estudios Diplomáticos en Roma. Desde 1996 integró varios cargos en la Comisión Europea, como miembro del gabinete de Neven Mimica, cuando ejerció de Comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo y Comisario Europeo de Políticas para los Consumidores.

Fue negociador para la ampliación de la Unión Europea, equipos de Hungría, República Checa, Eslovenia y Rumania. Fue jefe de Cooperación de la sección Política y Económica de la Delegación de la Unión Europea en Croacia. Jefe de la Sección Política y Económica de la Delegación de la Unión Europea en Moldavia.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar