Felipe Nery Ocam­pos Morel, quien fue nombrado en el Ins­tituto Nacional de Tecnolo­gía, Normalización y Metro­logía (INTN) como director de gabinete, cargo catalogado de confianza, terminó siendo comisionado a la Dirección Nacional de Correos del Para­guay (Dinacopa).

El privilegiado funcionario mantiene su salario de direc­tor en el INTN, que es de G. 10 millones, y ahora tam­bién cobra bonificaciones en Correos.

Derlis Medina, sindicalista
Derlis Medina, sindicalista

El hecho de que haya sido nombrado nada más y nada menos que como director de gabinete –cargo de entera confianza– para finalmente ser comisionado no reviste mucha lógica, hasta que vemos su vínculo político.

El recomendado del ex jefe de Gabinete del Poder Eje­cutivo y edil capitalino Julio Ullón ahora está en la Direc­ción de Gabinete de Correos y, según fuentes, muy pocas veces acude a la institución.

Raimundo Sánchez, titular del INTN, también del equipo político de Ullón, había nom­brado a Ocampos Morel el 22 de agosto del 2018 y el 4 de julio pasado firmó la resolu­ción Nº 511 por la cual auto­rizó su comisionamiento.

Vale señalar que Ocampos es uno de los tantos nuevos funcionarios del INTN que pertenecen a la Seccional 34, donde Sánchez milita.

El director del INTN se limitó a señalar que su director de gabinete fue comisionado a pedido del titular de la Direc­ción de Correos.

VELOZ PROMOCIÓN DE SINDICALISTA

Derlis Medina era secretario general del Sindicato de Fun­cionarios del INTN –Fintnsi– hasta que obtuvo un rápido ascenso en la institución y se desprendió del cargo en el gremio.

Durante el ejercicio fiscal 2018, Medina ocupaba la categoría D8K del anexo de personal, con un salario de G. 3.800.000.

A inicios de este año, por reso­lución Nº 33 de fecha 21 de enero, se le asignó la catego­ría D83, correspondiente a G. 5.600.000, sin concurso alguno.

Poco después, 15 días para ser exactos, fue promocionado al cargo de jefe interino del Departamento de Cambios Climáticos de la Unidad de Meteorología Aplicada por resolución Nº 68 de fecha 4 de febrero.

Unos días después, el 20 de febrero, el funcionario es designado como miembro titular del Comité Permanente de Evaluación para la calificación de las propuestas de los oferentes. Este comité tiene la función de evaluar las ofertas presentadas por los oferentes y sugerir la mejor oferta de compra.

El 24 de octubre y en menos de un año vuelve a ser pro­mocionado, esta vez como director interino de la sede regional de Capitán Miranda, Itapúa, con un ingreso men­sual de G. 15 millones.

En noviembre se emite la resolución Nº 921, por la cual se le equipara el sala­rio de forma retroactiva por todo el ejercicio fiscal 2019 a G. 6 millones por el cargo de jefe que ocupaba hasta el 24 de octubre.

El director del INTN afirmó que no se realizaron concur­sos por tratarse de cargos de confianza.

­TAMBIÉN UBICÓ AL CUÑADO

Raimundo Sánchez, al asumir como director del INTN en agosto del 2018, nombró a su cuñado Juan Rojas Cantero como director de Gestión del Talento Humano, cargo en el que duró apenas 16 días.

En este escaso tiempo, el cuñado que también es de la Seccio­nal 34, cobró más de G. 20 millones en concepto de salarios y bonificaciones.

El 22 de agosto del 2018 Sánchez nombró a su cuñado y el 7 de setiembre firmó la resolución Nº 702 por la cual aceptó su renuncia. Pero Rojas Cantero pronto sería de nuevo ubicado en la función pública.

Y así fue, en febrero de este año ingresó a la Dirección Nacional de Correos como asesor de servicios financieros con un salario de más de G. 9,5 millones.

Al respecto, el director del INTN dijo que su cuñado se vio obli­gado a renunciar justamente por el parentesco. “Realmente él tenía un cargo de confianza, pero por la cuestión de parentesco nos pareció más prudente, y bueno, renunció”, expresó Sánchez.

SEPA MÁS

Comisionamiento no corresponde

Máximo Medina, director jurídico de la Secretaría de la Fun­ción Pública (SFP), consideró que no es correcto ni tampoco común que un funcionario que ingresó a una institución con cargo de confianza sea comisionado a otra.

Si bien no existe una prohibición legal, pues la Ley de la Fun­ción Pública no hace esa distinción de cargo de confianza en lo que respecta a comisionamientos, Medina afirma que no corresponde.

“Prohibición legal no existe, porque la ley no hace esa distin­ción de cargo de confianza. Pero no es lo correcto y no es lo común de que vos ingreses para un cargo de confianza, se te nombre para cumplir una función y te vayas a otra institu­ción con el rubro de confianza”, apuntó el funcionario.