El procurador gene­ral de la República, Sergio Coscia, con­firmó que el pedido formal de captura de los prófu­gos Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán ya fue transmitido por parte de la Suprema Corte de Jus­ticia de Uruguay al Juzgado Penal de 1ra. instancia. Este Juzgado Penal ya emitió una orden de captura al interior de Uruguay, lo que permi­tirá que los susodichos sean localizados y detenidos en territorio uruguayo. En paralelo, se reactivó la noti­ficación roja de la Interpol.

Coscia explicó que el sis­tema de refugio en Uru­guay es diferente a los otros países sudamericanos. “La Core (Comisión de Refu­giados del Uruguay) tiene la facultad de dar el estatus de refugiados políticos a las personas cuando lo solici­tan, pero cuando existe una orden de captura interna­cional, la Core pierde com­petencia y es el Juzgado Penal el que tiene que otor­gar el estatus de refugiados políticos”.

En ese sentido, manifestó que ya habiendo diligen­ciado el pedido de captura internacional desde Para­guay, lo remitieron a la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, que por su parte ya lo remitió a un Juzgado Penal de Primera Instancia.

Con esta medida, los pró­fugos no pueden transitar legalmente en Uruguay. Asi­mismo, reiteró que se resta­bleció la notificación roja de Interpol, que se había levan­tado por impugnación hecha por los prófugos.

Al ser consultado el pro­curador acerca de si tiene conocimiento sobre el pedido de refugio por parte de los connacionales ante la Core, manifestó descono­cerlo. Asimismo, añadió que en el intento de averiguar si los susodichos presentaron un pedido formal de refugio, las autoridades uruguayas le manifestaron que ni la Can­cillería uruguaya conoce del pedido, ya que en Uruguay existe una pena carcelaria por divulgar los pedidos de refugio.