El abogado paraguayo Rafael Llano Oddone, aunque radicado en México desde hace mucho tiempo, estuvo como invitado en nuestro país para partici­par en la conferencia sobre “Nuevas tendencias en polí­tica y democracia”, organi­zada por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

Llano Oddone, quien vive hace 9 años en México, expuso sobre “Fake news en la política. Análisis de los impactos en las plataformas digitales”. En una entrevista con La Nación, nos explicó el impacto que tienen las fal­sas noticias en las redes en los procesos electorales y de cómo estas influyen tanto en la forma de pensar de los ciu­dadanos así como en el rol que debe cumplir el Estado en cuanto a educar a su pueblo.

Por otra parte, el socio de la firma White and Case y jefe de Arbitraje Internacional de la oficina de México opinó sobre los temas importan­tes que están en nuestro país como las listas sábana y las urnas electrónicas. Expresó que está a favor de ambas por­que otorgarán mayor control y facilitarán el escrutinio.

FAKE NEWS

–¿Cuál es su análisis sobre las fake news (noticias fal­sas)?

–Las fake news, o noticias falsas, y la desinformación malintencionada siempre han existido. Pero cambiaron tres cosas: el advenimiento de internet, el surgimiento de las redes sociales y el uso común de los smartphones o teléfonos inteligentes. Estas son creaciones extraordina­rias que han revolucionado todas las formas de interac­ción social. Pero un efecto colateral de estos cambios ha sido el esparcimiento de las fake news. Esto se debe a que el internet permite el acceso a sitios de medios de prensa reales y serios como a sitios que solo buscan atraer “clicks”. Y estas fake news pueden tener el efecto de generar una mayor polariza­ción política y social.

–¿Existen ventajas y des­ventajas sobre las fake news?

–Las fake news tienen diver­sos efectos perniciosos. Pri­mero, impiden que la sociedad tenga una base fáctica común sobre la que pueda mantener una conversación política. Los hechos se relativizan y la ciencia deja de importar. Segundo, socavan uno de los pilares fundamentales de una democracia, que es la capa­cidad de llegar a acuerdos. Si los ciudadanos solo recurren a los sitios web que comulgan con su ideología particular y ven a los oponentes como enemigos, deja de haber un motivo para tratar de lle­gar a un compromiso entre las líneas políticas. Tercero, diversos países están empe­zando a adoptar leyes anti­fake news –con buena o mala intención– y esto puede llegar a afectar la libertad de prensa. Aunque es importante consi­derar leyes y regulaciones que protejan el uso de datos per­sonales, hay todo un debate actualmente, incluso esta semana, acerca de si el pre­cio que pagamos con nuestra privacidad justifica los bene­ficios que recibimos de las redes sociales.

DAÑO E INJERENCIA

–¿Por qué cree usted que existen páginas que se dedican a las noticias fal­sas? ¿Forman parte de alguna estrategia de mar­keting actual?

–Hay varias razones. Algu­nos generadores de fake news simplemente quieren atraer lectores a sus páginas por­que reciben rédito por cada click que reciben. Otros son actores políticos que buscan dañar a los candidatos de su oposición. Un aspecto que preocupa mucho es que las fake news son, en muchos casos, generadas por perso­nas a miles de kilómetros de distancia, permitiendo la injerencia extranjera en los procesos electorales.

–¿Cuáles son las noticias falsas generadas en las redes en torno a campañas políticas? ¿Qué impacto tuvieron?

–No hay evidencia determi­nante de que las fake news hayan cambiado el resultado de elecciones, y de hecho hay algunos estudios académi­cos en los Estados Unidos que sugieren que las fake news no alteraron el resultado de las elecciones presidenciales del 2016, aunque se calcula que más del 25% de los norteame­ricanos vieron al menos un artículo de fake news durante esa campaña. Pero ese no es el punto, el problema es que las fake news pueden tener el efecto de dividir a la sociedad en bandos irreconciliables.

–¿Tendría alguna inciden­cia grave en la comunica­ción a futuro?

–Sí, especialmente si no se educa a la sociedad civil a resistir este tipo de fraudes porque al final del día esta­mos hablando de eso: de un fraude político.

ROL DEL ESTADO

–¿Cómo diferenciar las páginas que transmiten noticias falsas de las ver­daderas?

–Aquí es donde juega un rol vital el Estado. Es muy difí­cil regular legislativamente este tema porque el Estado no puede actuar como árbitro de la verdad en una prensa libre. Pero lo que puede hacer el Estado es educar a sus niños y jóvenes a que sean ciudadanos digitales preparados; es decir, que sepan juzgar las fuentes de las noticias y contrastarlas con otros medios. Hay muchos países en donde ya existen ini­ciativas en este sentido.

–¿Cree usted que las fake news tienen un gran impacto en nuestro país?

–Paraguay tiene una pene­tración relativamente alta de internet y particularmente en el uso de redes sociales y medios de transmisión digi­tal. Esto significa que una noticia falsa puede circular con una rapidez sin preceden­tes. Eso no significa que los artículos de fake news pue­den cambiar el resultado de una elección, pero sí significa que los candidatos tienen que luchar el doble para desmen­tir teorías conspirativas y fal­sedades de todo tipo. Esto provoca un desgaste innece­sario y malentendidos entre la ciudadanía.

EL DESBLOQUEO

–¿Está a favor del desblo­queo de listas?

–El desbloqueo de listas otor­gará mayor control y libertad al ciudadano sobre su voto. Todo lo que dé mayor inter­vención a la ciudadanía en la determinación de su destino político es, de por sí, posi­tivo. Sin embargo, hay diver­sas formas de desbloqueo, algunas de las cuales podrían llegar a tener escaso impacto en el resultado, dependiendo de lo que adopte específica­mente el Congreso. Para dar un ejemplo, el desbloqueo tiene máximo efecto cuando se trata de una lista con pocos candidatos que se pueden reordenar a gusto. Cuando se trata de una lista larga, en la que solo se puede expresar preferencia por uno de entre muchos candidatos, e incluso ello es optativo, es más difícil alterar el orden final. Es un tema interesante que permite muchas variables.

–¿Cree que Paraguay avan­zará con eso en las leccio­nes municipales?

–Creo que sí, pero en algún momento habrá que reabrir la discusión sobre las urnas electrónicas porque ello faci­litaría mucho el escrutinio con este tipo de modificacio­nes legislativas.

PERFIL

RAFAEL LLANO ODDONE

Profesión: Abogado.

Cargo actual: Socio de la firma White and Case y jefe de la práctica de Arbitraje Internacional de la oficina de México.

Cargos anteriores: Ha tra­bajado como consejero en varias disputas de gran escala ante instituciones arbitrales como la Cámara Internacional de Comercio y el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias rela­tivas a Inversiones (CIADI).

Antes de unirse a White and Case fue consultor nacional de la Unidad para la Pro­moción de la Democracia (UPD) de la Organización de los Estados Americanos en Asunción, Paraguay.

También sirvió como con­sultor externo para la auto­ridad electoral paraguaya, practicando derecho con­stitucional y civil.