El ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand, había anunciado durante sus primeros días al frente del ministerio que su objetivo era llegar a las 80.000 viviendas, ya sea nuevas o refaccionadas, como solución habitacional para el Paraguay. Sin embargo, pasaron nueve meses desde que asumió en agosto del 2018 y hasta ahora, oficialmente, el MUVH no terminó ni un solo proyecto de los 69 que se iniciaron con esta administración.

Desde que empezó el gobierno de Mario Abdo, en agosto del 2018, hasta abril del 2019, el MUVH recibió G. 66 mil millones para las obras. El MUVH tiene, además de los 69 proyectos en ejecución (2.292 viviendas), otros 39 (1.588 casas) a iniciar. Esto indica que Durand deberá entregar 3.880 viviendas financiadas a través del programa del Fondo Nacional para la Vivienda (Fonavis) este año.

El Fonavis se ejecuta a través de comisiones vecinales o asentamientos, que deben contar con el seguimiento del Servicio de Asistencia Técnica (SAT), conocidos también como intermediarios. Una vez que tengan el visto bueno del SAT, estas comisiones acceden al subsidio que les otorga el MUVH para empezar la construcción de las viviendas.

En lo que va del año, el Ministerio de Urbanismo terminó la construcción de 2.420 casas a través del Fonavis, así como 442 viviendas del proyecto Che Tapýi, y otras 166 casas del proyecto Sembrando Oportunidades. Todas estas viviendas fueron iniciadas en la época de Soledad Núñez, anterior titular de la cartera estatal. Hay plata, pero no se terminan los proyectos encarados en este Gobierno.

Tanto Che Tapýi como Sembrando oportunidades son programas que no tienen recursos de Fonavis. El ministerio debe licitar las obras para estos proyectos. Sin embargo, hasta ahora, la institución no ha realizado ni un solo llamado a licitación.

Desde la cartera de Estado informaron que las licitaciones para estos programas están pronto a realizarse. La prioridad tiene que ver con el proyecto Che Tapýi, en donde se prevé la construcción de 5.000 viviendas sociales para la zona de los bañados. Este proyecto, según el MUVH, ya tiene financiamiento asegurado, gracias a una donación de 66 millones de dólares de la República de China (Taiwán).

A mitad de año entregarán las primeras viviendas

El ingeniero José Correa, director general técnico del MUVH, señaló a La Nación que las primeras casas construidas durante la gestión de Durand se terminarán posiblemente a finales de junio. Es decir, las 2.292 viviendas que corresponden a los proyectos que actualmente están en ejecución.

Correa dijo además que un condicionante para terminar en un periodo más rápido estas viviendas fueron las lluvias que se tuvieron en las zonas de obra, lo que perjudicó en gran medida el avance de los trabajos. No obstante, aseguró que están dentro de lo que se había programado en principio, ya que la prioridad, en esta primera parte, fue terminar las obras que no se habían terminado en el periodo anterior.

NO ES TOCAR EL TIMBRE”

El ministro Durand, respondió vía Whatsapp –ya que se encuentra fuera del país– y dijo que otro problema que tuvieron fueron los desembolsos desde Hacienda, que no llegaban a tiempo en varios pasajes del proceso de adjudicación. “Dependemos de los desembolsos de Hacienda. Y bueno, sabemos cómo se maneja esto. No es que le tocás el timbre a Hacienda y ya te desembolsa. Ahora el presidente de la República ya nos puso un canal más rápido para poder acceder a esos desembolsos”, dijo Durand.

Contrataciones que sí son rápidas

En apenas meses, el ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand, metió a casi 50 funcionarios nuevos a la institución. Según datos oficiales, poco más de 30 de estos empleados estatales fueron incorporados por vía de la excepción, lo que significa que no hicieron siquiera concurso de méritos.

En la lista figuran varios seguidores del movimiento colorado oficialista. Por ejemplo, aparece como funcionario del MUVH con Durand el joven conocido como el “compranotas” de la Universidad Católica, Carlos Schreiber, quien fue ubicado como “procurador técnico”. Schreiber fue uno de los expulsados de la Universidad Católica por el escándalo de la compra de notas en Derecho y en el 2015 comenzó a activar en política postulándose como presidente de seccional.

Otra que llegó con Durand al ministerio fue Paola Noemí Figueredo, hermana de la influyente Marly Figueredo, esposa del ex gobernador Rodolfo Friedmann. Su caso había desatado la indignación de la ciudadanía porque ingresó sin concurso de méritos a la institución.

Durand había alegado que la señorita “fue seleccionada entre cuatro postulantes”. Sin embargo, el ministro solicitó su contratación por vía de la excepción, lo cual indica que no hizo concurso. Según lo publicado en el portal del MUVH, el sueldo de Paola es de G. 4 millones.

Dany Durand, ministro.
Dany Durand, ministro.
Informe de gestión que figura en la web del MUVH, con cifras arrastradas del gobierno anterior.
Informe de gestión que figura en la web del MUVH, con cifras arrastradas del gobierno anterior.