La actual administración de la Gobernación de Guairá, encabezada por Juan Carlos Vera, deberá despojarse en total de unos G. 2.000 millo­nes en concepto de indemni­zaciones a funcionarios que sufrieron despidos injustifi­cados y disminución de sueldo por parte del ex gobernador Rodolfo Friedmann Alfaro.

En total 10 casos ya fueron resueltos por la Justicia. El actual jefe departamental no quiso ahondar mucho en el caso y, al ser consultado sobre la situación, no aten­dió la llamada, pero vía What­sapp explicó que ya pagaron a algunos, pero a otros no.

Además, existe otra lista que conforman una veintena de funcionarios, entre contra­tados y nombrados víctimas de las arbitrariedades del ex gobernador de Guairá, quien además de despidos injusti­ficados dejó varios perjuicios en la gobernación. Los que for­man parte de esta veintena no demandaron ante la Justicia, pero dos personas que accio­naron judicialmente estiman indemnizaciones de entre G. 300 millones y G. 500 millones.