Yanina Cuevas y Nadia Cuevas, hijas del presi­dente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas, renunciaron a la función pública por “ética”, según lo anunció el titular de la Cámara Baja. Esta deci­sión fue tomada luego de las publicaciones periodís­ticas en las que confirmaba sus contrataciones en ins­tituciones estatales.

Yanina Cuevas fue con­tratada por la ministra de Trabajo, Empleo y Seguri­dad Social (MTESS), Carla Bacigalupo, como instruc­tora en el Servicio Nacio­nal de Promoción Profesio­nal (SNPP). Sin embargo, a pesar de haber sido con­tratada con el rubro de instructora, ella no habría dictado ningún curso en la institución, según investi­gaciones de La Nación.

Además fue contratada con el objeto de gasto 148, que corresponde al rubro de instructores para el cual no es obligación concursar para el cargo, se hizo para justificar su ingreso sin concurso previo pero real­mente ocupó el cargo de dirección de Textil y Con­fecciones, con un salario mensual que asciende a G. 8.592.252, muy por encima de lo que realmente gana un instructor que cobra entre G. 23 mil y G. 63 mil por horas trabajadas.

Por otra parte, Nadia Cuevas es fun­cionaria del Poder Judicial y percibe mensualmente la suma de G. 6.030.000. Ingresó en el 2018 dentro de la categoría Profesional I.