Dirigentes colorados sostienen que el pre­sidente de la Repú­blica, Horacio Cartes, podrá asumir después del 15 de agosto su banca en la Cámara de Senadores, ya que no exis­tirá incompatibilidad alguna. Para el efecto, no descartan accionar nuevamente si no se cumple con la voluntad popu­lar expresada en las elecciones del 22 de abril pasado.

Eduardo González, apoderado del sector, expresó que aún no han analizado qué accio­nes tomar, indicó que hasta el momento es muy apresu­rado, porque aún no han enta­blado esta posibilidad dentro del sector de HC, teniendo en cuanta que es una cuestión política. “Tenemos que ver cómo toman los senadores y en base a eso ver qué acción judi­cial se presenta. Hay muchos caminos (…). Nosotros siem­pre dijimos que para los que no cumplan con la voluntad de las sentencias judiciales también hay acciones penales que se podrían dar”, indicó.

A su vez, el vicepresidente pri­mero de la Asociación Nacio­nal Republicana (ANR), Darío Filártiga, coincidió con su correligionario en que solo se busca respetar la voluntad popular y las normas estable­cidas que habilitan al líder del movimiento a ser legislador activo. En cuanto a las decla­raciones del Jefe de Estado saliente, al haber señalado que ya no quiere incorporarse al Senado, explicó que se trató de “un discurso político donde dejó sentada su disconformi­dad, pero eso no implica que haya un sentimiento de que no se cumpla la voluntad popular”. Asimismo, apuntó que des­pués de la asunción al mando de Mario Abdo Benítez, para el sector de HC iniciará una nueva etapa.

Los senadores Juan Darío Monges y Sergio Godoy tam­bién manifestaron que el man­datario saliente después del 15 de agosto debe asumir su banca y, si no es así, buscarán otras instancias. “Vamos a pre­sentar todos los recursos que se pueda, tanto aquí (Senado)”, dijo Godoy, recordó que aún existe una denuncia por usur­pación de funciones contra el ex titular del Congreso, Fer­nando Lugo.