A través del decreto N.° 1.168, el Poder Ejecutivo reglamentó la ley N.° 6977/2023 que regula el fomento, generación, producción y desarrollo de energía eléctrica a partir de fuentes renovables no convencionales. Varias autoridades estatales explicaron el alcance de esta normativa, que entre algunos de sus beneficios, permitirá la exportación energética a otros mercados.

Nos estamos preparando para el futuro, con esta reglamentación estamos garantizando la seguridad energética de nuestro país, promoviendo la diversificación de nuestra matriz energética. Con esto podemos sumar al sector privado de manera a dar pasos agigantados hacia la innovación y generación de nuevas industrias que nos van a traer mano de obra, más trabajo y por sobre todo más sostenibilidad”, expuso la ministra Claudia Centurión, titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Este decreto otorga seguridad energética y jurídica a modo de poder diversificar la matriz de generación de energía para que Paraguay no pierda su condición de país productor de energía 100% renovable. Otra de las ventajas es que la posibilidad de generar otras fuentes de energía, se convierte en una atracción para la inversión tanto en el ámbito energético como en el industrial, según explicaron.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Ministerio de Desarrollo y Mitic firman convenio de digitalización

El decreto fue firmado por el presidente de la República, Santiago Peña. Foto: Gentileza

Permite exportar energía, es un mercado muy interesante el que se tiene a nivel regional con lo que con esta normativa, cualquier persona jurídica o física que pretenda generar energía alternativa y quiera exportarla, va a tener la posibilidad de tener una licencia con el pago de un peaje”, detalló el viceministro de Minas y Energía, Mauricio Bejarano.

Por su parte, desde la Administración Nacional de Electricidad (Ande) señalaron que Paraguay experimenta un crecimiento en el consumo, que se ubica entre los más acelerados de la región, por lo cual esta normativa les permite proyectarse más a allá del 2030, año en que se estima que nuestro país consumiría el 100% de lo producido en Itaipú y Yacyretá.

“A través de esta herramienta vamos a desarrollar la industria de generación de energía eléctrica renovable no convencionales. En Paraguay estamos apostando a la generación solar, eso es algo muy importante, podrán aparecer industrias que puedan construir paneles solares y se va a crear mano de obra”, indicó.

Le puede interesar: Confirman fallecimiento de excomandante y exministro José Key Kanazawa

Reglamentación trae una serie de ventajas para el sector energético e industrial. Foto: Gentileza


Dejanos tu comentario