El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Commebol) Juan Ángel Napout realizó una actualización sobre la petición humanitaria a través de un mensaje publicado por uno de sus familiares cercanos. Napout, quien fuera diagnosticado con COVID-19, envió ese mensaje desde su lugar de reclusión, la Federal Correccional de Miami, donde cumple una condena de nueve años de cárcel por el escándalo del FIFAgate.

Napout pudo volver a conectarse a internet después de mucho tras los severos confinamientos al interior de la correccional y envió un mensaje a todas las personas que siguen su caso desde el extranjero. Comentó que si bien contrajo el COVID-19, ahora está siendo tutor de inglés y español para los internos. Podés acceder y leer el mensaje de actualización de la petición a través de este link.

Leé también: Napout necesitará autorización de Abdo para completar su condena en Tacumbú o Emboscada

“Una manzana o una banana, las únicas frutas que se consiguen, valen oro. Un plato de pollo con cebollas, lechuga fresca o un poco de tomate, son lujos una vez por semana”, expresó Napout. Foto: AFP.

“Después de meses, por fin volvimos a tener tres horas por día para hablar por teléfono, enviar e-mails y tomar una buena y reconfortante ducha, algo que podíamos hacer solo los fines de semana”, expresó Napout en un parte de su mensaje vía Change.org, una plataforma privada para peticiones patrocinadas. “Aprendí a vivir con la frase ‘un día a la vez’. A veces, es incluso, un minuto a la vez”, mencionó.

“Una manzana o una banana, las únicas frutas que se consiguen, valen oro. Un plato de pollo con cebollas, lechuga fresca o un poco de tomate, son lujos una vez por semana”, expresó quien fuera vicepresidente de la FIFA. “Necesitamos acoger la adversidad con gratitud como una oportunidad para demostrar coraje, fortaleza y resiliencia”, parafraseó a Marco Aurelio desde su reclusión.

Cocinero y tutor

“En Brooklyn pude trabajar en la cocina gracias a un compatriota que conocí allí. Trabajé durante 10 meses y los últimos meses doble turno”, contó y mencionó que en la cocina encontró el “equilibrio y paz y las ganas de seguir luchando”. Contó que al ser trasladado a Miami pidió para ser tutor. “Enseño inglés, español y también clases para los que quieren hacer su bachillerato aquí en prisión”, es parte del mensaje.

“Recibí tantas respuestas individuales a mis cartas, no las olvido, las guardo en mi cabeza y en mi corazón. Pido disculpas por no poder contestar una a una, pero recién hoy de vuelta después de mucho tiempo puedo volver a escribir. Poder escribirles y recibir tantas palabras de amistad me alegra el espíritu”, señaló Napout.

Te puede interesar: Defensa iniciará trámite para traer a Juan Ángel Napout

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar