El Congreso Nacional subasta 21 vehículos que ya no se utilizan debido a que les genera un gasto extra que no se justifica. El presidente del Senado, Blas Llano, informó que los mismos están disponibles para ser observados por los interesados en el estacionamiento de la sede legislativa.

Asimismo, mencionó que cada rodado tiene su número de chasis y kilometraje para los que deseen pasar a ver. Llano hizo un recorrido este lunes por el estacionamiento del Poder Legislativo para mostrar a los medios de prensa los rodados a ser subastados.

Explicó que la venta de estos vehículos es una diligencia tradicional que se realiza cada determinado tiempo, con el fin deshacerse de ellos, siendo que por sus años de uso, requieren muchas veces ingresar de manera remanente a los talleres, generando un gasto adicional al Congreso que muchas veces no se justifica.

El legislador aclaró a la ciudadanía que el hecho de dar de baja estos rodados, no significa que van a renovar el parque automotor, al menos no bajo su administración.

Dijo que la subasta es una política de austeridad y racionalización de gastos, debido al mantenimiento que requieren los mismos, lo que genera un egreso de dinero para la institución. Sostuvo que son vehículos con bastantes kilometrajes, por lo que cree conveniente que lo mejor es subastarlos.