En medio de nuevos incidentes, el intendente de Lambaré, Armando Gómez, realizó esta mañana una conferencia de prensa donde refirió que supuestamente no existe motivo para la el pedido de intervención en contra de su gestión. Igualmente habló acerca de la deuda de Gs 10.000 millones y argumentó que la falta de pago de salarios a funcionarios se debe a la baja recaudación municipal.

Los ediles que votaron a favor de la intervención de la comuna lambareña argumentan que los motivos obedecen además a irregularidades una deuda en la Caja de Jubilaciones y Pensiones del personal Municipal, el estado de las principales calles de la ciudad y las obras inconclusas a lo largo de la administración de Gómez.

El jefe comunal refirió que los ediles que votaron a favor del pedido de intervención impidieron un préstamo que fue aprobado para poder pagar salarios atrasados de los funcionarios. Indicó que se trata de una supuesta maniobra política. “A partir del pedido de intervención se han trabado los pedidos de préstamo que hemos hecho a varios bancos”, afirmó Gómez, en rueda de prensa.

Gómez se refirió a todos los puntos que fueron objeto de cuestionamientos por parte de los concejales. “Estamos a punto ya de entrar nuevamente a una etapa eleccionaria, entonces tratan de sacarnos con trámite burocrático fundado en acusaciones falsas, saben por qué ocurre esto, porque los opositores se dieron cuenta de que no van a sacarnos por la voluntad popular”, declaró Gómez.

Periodistas agredidos

La conferencia de prensa se realizó en medio de incidentes, donde la periodista de Universo 970 AM, Cristina Martínez, fue agredida por funcionarios de la Municipalidad de Lambaré en el momento en que entrevistaba a un edil. El momento donde le arrojan una botella con agua cargada quedó registrado por cámaras. Además, decenas de seguidores del jefe comunal agredieron a trabajadores de prensa y a los concejales que votaron a favor del pedido de intervención.

Ayer, la Junta Municipal de Lambaré por amplia mayoría de votos aprobó en sesión extraordinaria el pedido de intervención de la gestión del intendente liberal por supuestas irregularidades financieras y administrativas. La solicitud de intervención ahora debe ser presentada al Poder Ejecutivo a través del Ministerio del Interior y luego deberán ser remitidos a la Cámara de Diputados.

Los 11 concejales que aprobaron la intervención del municipio de Lambaré tuvieron que retirarse escoltados, en el interior de un vehículo blindado del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Los ediles lambareños no pudieron sesionar en la sede municipal debido a que los manifestantes, que serían partidarios del intendente Armando Gómez, impidieron que ingresaran al recinto.