La sesión extraordinaria en la Cámara Baja trató de una vez los tres pedidos de pérdida de investidura. Los afectados fueron los diputados Tomás Rivas, Carlos Portillo y Ulises Quintana.

En la primera votación se salvó Portillo con 39 votos en contra, 20 a favor, 7 abstenciones y 4 que no votaron. En del caso de Rivas, se dieron 43 votos en contra, 19 a favor, 6 abstenciones y 2 no votaron. Mientras que con Quintana, hubo 37 votos en contra, 19 a favor y 13 abstenciones. Los pedidos fueron remitidos a Archivo.

La sesión y la Constitución

Derlis Maidana, en su calidad de presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales manifestó -al inicio- que para la votación se debe aplicar el Art. 185 de la Constitución Nacional. De esa manera se aplicaría la pérdida de investidura por mayoría simple. Sin embargo, para Ever Noguera no corresponde que juzguen a sus pares. Alegó que el Art. 201 de Constitución Nacional no está bien establecido, por lo que considera el pedido como inconstitucional.

El artículo sobre la pérdida de investidura, prevé como causas la violación del régimen de las inhabilidades e incompatibilidades previstas en esta Constitución, y el uso indebido de influencias, fehacientemente comprobado. La pérdida de la investidura conlleva a la separación definitiva del cargo del afectado, según lo reglamentado en la Ley N° 6.039.

Las intervenciones

Juan Sebastián Villarejo dijo que se comprobó fehacientemente los hechos que involucran a los afectados. “La renuncia hubiese sido una opción para los colegas”, agregó antes de dar a conocer la postura de la bancada de Patria Querida por la pérdida de investidura. En su intervención aludió a que se aprovechó el momento en que la atención está puesta en el caso Arrom y Martí. Manifestó que espera que la indignación se convierta en compromiso. “Si no nos metemos en política, la política se mete con nosotros”.

Celeste Amarilla Vda. de Boccia (PLRA) declaró que en lo que se refiere al juicio moral y ético, el pueblo se expidió y pide la salida de los tres colegas. “La justicia ordinaria los juzgará, pero el pueblo dio un veredicto y tenemos que hacer lo que nos pide. Hoy quieren la salida de estos tres colegas. Nosotros tenemos que escuchar al pueblo”.

“Lastimosamente la decisión está tomada”, lamentó Rocío Vallejos Ávalos. Mencionó que no se tomó en cuenta a los votantes al votar dentro del proceso.

Los afectados, desafectados

Carlos Portillo -que está acusado de supuesto tráfico de influencias- solicitó que este pedido de pérdida investidura sea rechazada "por improcedente”.

Tomás Rivas mencionó la presunción de inocencia. “No cometí delito alguno, yo someto a consideración el pedido formal de pérdida de mi investidura, que sea lo que mis colegas quieran y consideren. El legislador está imputado por estafa y cobro indebido de honorarios.

Ulises Quintana dijo que se puso a disposición de los colegas, de la justicia y de la ciudadanía. Llamó irresponsable a la Fiscalía que le adjudicó un “rosario de hechos punibles”. Afirmó que los fiscales y jueces usan de “trofeo” a los legisladores para sus carreras.

Ver la sesión en: