Para el senador colorado, Enrique Riera, la renuncia del Contralor General de la República es un triunfo de la ciudadanía que está cansada de los excesos de la clase política.

Poco después de concluida la sesión realizada para tratar el juicio político al contralor Enrique García, que se levantó luego de que éste presentara renuncia, el legislador colorado opinó sobre la dimisión del funcionario.

“Es una victoria ciudadana. Cuando uno dice que es más importante el apellido, la familia, la conducta, no juegue con un pueblo manso que está cansado de tolerar que un mozo gane G. 17 millones cuando ninguno puede llegar a fin de mes, el ciudadano de a pie dice basta”, recalcó Riera.

Asimismo, señaló que entre los colorados había un amplio consenso a votar por la remoción de García, a pesar de que hubo algunos “votos que estaban en duda”, pero que con el correr de las horas fueron cambiando.

Criticó, asimismo, que el sector que defendía al Contralor, en especial los senadores aliados a Blas Llano, empezaron a estirar la sesión en una muestra evidente que ya no había votos para salvarlo.

García terminó presentando su renuncia en plena sesión de la Cámara de Senadores, cuando advirtió que su suerte estaba echada. Mañana, la Cámara de Diputados, el cuerpo legislativo que le designó en el cargo en el 2016, sesionará de manera extraordinaria para aceptar su dimisión.