La Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Nacional de Asunción (FADA), ubicada en el campus universitario de San Lorenzo, cumplió 64 años el 26 de abril pasado. La institución lleva desarrollando de manera armónica sus funciones en la docencia, la investigación y el servicio, pese a los tiempos adversos de la pandemia del COVID-19.

“Todas las actividades se están desarrollando de manera virtual pero hace falta ese calor humano dentro de las instalaciones de la facultad. Estamos con un montón de proyectos y actividades. El año 2020 lo desarrollamos de manera virtual y ahora en el 2021 continuaremos en esta modalidad con todas las dificultades que eso implica, pero con toda la energía”, indicó Ricardo Meyer, decano de la FADA a través de Espacios y tendencias.

Agregó que el cambio de las clases al modo virtual se debió a la situación sanitaria del COVID-19 en el 2020 y celebró que por suerte contaban con una plataforma en la que se estaban desarrollando algunas asignaturas de manera virtual y eso permitió la readecuación y la ampliación del sistema para poder absorber la totalidad de las asignaturas.

“Tuvimos un proceso de readecuación entre abril y mayo del 2020 y a partir de junio reiniciamos las actividades de manera virtual en todas las asignaturas. Se dieron cursos de capacitación a los docentes como a los estudiantes en el uso de la plataforma pero ya este año iniciamos de manera normal las clases virtuales”, añadió Meyer.

Leé más: Directora niega responsabilidad en vacunación irregular a exfiscal general

Meyer es decano de la FADA desde hace 15 años, ganó el decanato en tres periodos, pero su ciclo cerrará en agosto próximo, y para él -que conoce la institución a cabalidad por sus años de entrega- la FADA es un permanente desafío para cualquier persona que esté al frente de esta unidad académica que es muy dinámica en franca expansión y con muchos proyectos permanentemente.

Carrera de cinematografía pendiente

“En agosto hay elección de decano por lo tanto nosotros estamos cerrando un ciclo en la FADA con un montón de proyectos en carpeta, una carrera cinematografía que está pendiente de financiación del Estado para poder implementarla y con una nueva malla curricular recién aprobada que nos permitirá adecuarnos a dos turnos en la institución, un turno de mañana y otro a la tarde noche. Son los cambios que dejamos”, indicó el decano saliente de la FADA.

Ricardo Meyer, decano de la Facultad de Arquitectura. Foto: Gentileza.

Según Meyer en estos 15 años, la unidad académica ha crecido en infraestructura sin perjudicar la gran vegetación que cuenta la institución ya que se han construido los bloques adecuándose a los espacios. En este tiempo, se ha creado un bloque para el Instituto Superior de Arte, además de aulas, un bloque para la carrera de música y un bloque para talleres de Diseño.

Leé también: Instan a usar mascarilla quirúrgica que brinda más del 80% de protección

El crecimiento edilicio se vio reflejado en la cantidad de carreras porque hace 15 años solo existían tres carreras y hoy se cuenta con seis legalmente habilitadas y en funcionamiento. En ese tiempo, se tenían 1.000 matriculados mientras que ahora ascendió la cantidad a 3.200 estudiantes más.

“Me genera orgullo la inserción de FADA - UNA dentro de la sociedad, que la facultad se haya convertido en referencia en muchos aspectos para responder a problemas reales de la sociedad y referente en todo lo que tenga que ver con cultura. Es un aspecto fundamental la vinculación entre la universidad pública con la sociedad donde pueda incidir positivamente en la generación de políticas públicas”, resaltó Meyer.

Reposeras para pacientes de hospitales

La Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte lleva adelante un proyecto de extensión universitaria que consiste en la restauración y rediseño de reposeras en desuso o dañados para luego donarlas a los hospitales públicos. Los interesados en donar sus reposeras en desuso o que quieran ayudar a los universitarios pueden acercar sus donaciones a la sede de la facultad ubicada en el predio del campus universitario de San Lorenzo, de lunes a jueves de 8:00 a 16:00.

“El proyecto de rediseño y restauración de reposeras surge a partir de la idea de la Dirección de Diseño Industrial y desde la Dirección de Extensión Universitaria, atendiendo a la realidad que estamos viviendo en los hospitales donde muchas personas aguardan cama en sillas, que es una situación de mucha incomodidad por el material y por la enfermedad misma. Entonces se pensó en la readecuación de reposeras en desuso para la donación a hospitales”, indicó.

Te puede interesar: Pronostican martes caluroso y lluvias dispersas


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar