El rector del Santuario de Caacupé, José Benítez, reiteró que desde este sábado la Basílica estará cerrada para los feligreses y las misas serán a puertas cerradas para evitar la concurrencia de los feligreses ante la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19.

“Estarán invitados los obispos de distintas diócesis y algunos sacerdotes del país. Ya fueron convocados para prestar ese servicio de la predicación y de la reflexión. Este año estamos meditando sobre el sacramento años de la eucaristía”, dijo el padre en comunicación con Universo 970 AM.

Te puede interesar: Caacupé: piden al Gobierno hacer lo necesario para evitar aglomeraciones

Sostuvo que el lema de este año en la festividad de la Virgen de Caacupé será “Lo reconocieron al partir el pan”. Destacó que los obispos, a través de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), son los que deciden los temas a ser abordados en la mayor fiesta mariana del país.

Benítez mencionó que el lema busca dar a entender a la eucaristía como fuente de la espiritualidad, ya que va de forma conjunta con la palabra, buscando profundizar la reunión en las comunidades, atendiendo la suspensión de la festividad presencial de la Virgen de Caacupé.

Podés leer: Desde hoy rige el uso obligatorio de tapabocas

“Buscamos profundizar el tema comunitario, que se reúna la comunidad alrededor de la mesa. Significa un poco la familia, la hermandad, el compartir el pan de la solidaridad, ese es el gran tema para este año”, agregó el padre y rector de la Basílica.

La festividad de la Virgen de Caacupé quedó suspendida en forma presencial y se desarrollará de manera virtual, en el marco de la pandemia del COVID-19. Desde este sábado, las misas serán transmitidas a través de la televisión, radios e internet.

Nota relacionada: Comerciantes de Caacupé denuncian abandono de las autoridades

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar