Un bebé prematuro representa a un pequeño ser que nació antes de las 35 semanas de gestación y en muchas ocasiones porque las madres no lograron un control prenatal completo. Hoy se recuerda el Día Mundial del Prematuro, fecha en la que se busca promocionar sus derechos, así como celebrar la vida de estos pequeños héroes y por sobre todo recordar a aquellos guerreros que no pudieron vencer la batalla.

“De los 8.000 nacimientos al año que se dan en el hospital Central del IPS, el 10% corresponde a nacimientos prematuros. Estos bebés ingresan normalmente a la terapia intensiva porque son pequeños y requieren cuidados especiales”, dijo en contacto con La Nación la doctora Dina Carrera, directora del área de neonatología del IPS.

Explicó que los cuidados para estos pequeños son sumamente especiales y que en caso que lo requieran, necesitan respiradores para poder desarrollar sus pulmones. Agregó que la permanencia en las terapias de los bebés en esta condición puede pasar de semanas hasta cuatro meses de acuerdo a su desarrollo. “Muchos de ellos no ingresan a asistencia respiratoria mecánica, pero igual requieren de mucho cuidado”, resaltó.

Lea también: Día Mundial contra el Cáncer de Próstata: sepa los signos de alarma

Alimentación y cuidados

En otro momento, destacó que estos pequeños no solo necesitan una cama de terapia o respiradores, sino que también una nutrición especial para luego pasar a la lactancia materna. “Generalmente, necesitan una alimentación parenteral para luego pasar a la lactancia materna, juntos estos dos alimentos se complementan para que el pequeño siga creciendo”, puntualizó y afirmó que muchos de estos pequeños, al nacer prematuros, no están desarrollados como para succionar de forma inmediata el pecho materno, por lo que necesitan esta alimentación complementaria.

Se considera prematuros a quellos nacidos antes de las 35 semanas de gestación. Foto: Archivo.

Pequeños con asistencia respiratoria

La profesional explicó que también está la categoría de los pequeños que necesitan la asistencia respiratoria mecánica y esto hace que sean más delicados en cuanto al desarrollo interno de sus pulmones. “Está claro que los pequeños que necesitan asistencia respiratoria son más delicados y requieren de la máquina que los ayude a respirar porque tienen el pulmón bastante inmaduro todavía, y a medida que sus pulmones van evolucionando, se les retira la asistencia respiratoria”, resaltó.

Apunto que satisfactoriamente para el hospital, la mayoría de los pequeños que necesitan de esta asistencia van superando cada etapa para luego ser dados de alta. “Generalmente, los pequeños que nacen con 600 o 700 gramos son los que permanecen de 3 a 4 meses internados, hasta alcanzar el peso y edad para succionar el pecho materno y darle el alta para ir a sus casas”.

Te puede interesar: Preocupa a Salud Pública de Alto Paraná el aumento sostenido de casos COVID en Foz

Otros problemas

Carrera destacó que estos pequeños que nacen antes de tiempo no solo padecen de problemas respiratorios al nacer, sino que también hay muchos otros órganos que podrían verse afectados por la falta de desarrollo durante el embarazo. “Aparte de la inmadurez en los pulmones, también suelen desarrollar problemas en el desarrollo de otros órganos. Es muy común ver problemas intestinales como cuadros de enterocolitis, una infección en el intestino por la prematurez; así también la hipoxia, que hace que no llegue bien la sangre a los tejidos y se desarrolla, por eso es que tenemos a estos niños bien resguardados al inicio de sus vidas”, sostuvo.

El 17 de noviembre la OMS recuerda el Día Mundial del Niño Prematuro. Foto: Archivo.

Semana del prematuro

En cuanto a la semana del prematuro, destacó que esta se inició ayer lunes 16 y se extenderá hasta este viernes. “Lastimosamente, este año tuvimos que realizar algo muy pequeño debido a la pandemia. Esta mañana realizamos un pequeño acto con la presencia de un sacerdote para una celebración; así también, realizamos un acto simbólico y lanzamos globos en memoria de todos los niños prematuros”, aseguró.

Afirmó que todos los años se realizan grandes encuentros con la presencia de todos los pequeños que nacieron dentro del servicio con una pequeña corrida en la plaza de la salud, pero que este año todo eso se pospuso y se espera que para el año que viene todos puedan volver a participar.

Pandemia y bebés prematuros

Cabe destacar que los cuidados para los pequeños siempre fueron extremadamente delicados, y que con la pandemia se tuvieron que reforzar todos estos protocolos para que los padres puedan visitar a sus pequeños dentro del servicio. “Lo importante es que pese a la pandemia, los bebés siguen haciendo el apego, que es fundamental para su crecimiento, y también que tienen acceso a la lactancia materna”.

Resaltó que extremaron las medidas en cuanto al lavado de manos, uso de alcohol en gel y el uso obligatorio de tapabocas para ingresar junto a los pequeños. “El COVID-19 no se muda de madre e hijo, pero sí se puede contagiar luego de que haya nacido con las visitas y por el contacto, por eso es de suma importancia el cuidado siempre resguardando al bebé”, subrayó.

Un bun control prenatal puede evitar los partos prematuros. Foto: Archivo.

Control prenatal

Así también, la profesional instó a las mujeres que están embarazadas a realizarse un buen control prenatal para evitar este tipo de partos prematuros. “Un buen control prenatal hace que el 80 a 90% de los embarazos llegue a término. Por eso es muy importante un buen control prenatal; en muchas oportunidades, esto sucede porque hay hospitales lejos de la zona. Ahora, con la pandemia y con las restricciones también hubo muy pocos controles prenatales, pese a que se ofrecieron asistencias vía telefónica o mediante la web”.

Otro de los factores que pueden provocar un parto prematuro es el trabajo que realizan las mujeres que puede ocasionar mucho estrés. “El estrés, la edad, los partos múltiples, la alimentación, la diabetes gestacional y la hipertensión son otras posibles causas que pueden generar un parto prematuro, pero todo se puede evitar y controlar mediante los controles prenatales”, insistió.

Buscan reducir los partos prematuros

Aseguró que un buen control de la diabetes y la hipertensión, que son enfermedades que más provocan los partos prematuros, puede hacer un feliz parto a término. “Estamos llevando adelante una campaña con el área de ginecobstetricia mediante un mejor control prenatal y reducir ese porcentaje de nacimientos prematuros con el que se cuenta anualmente. Un tiempo en el que llegamos al 14% de los nacimientos prematuros y con esta campaña volvimos a reducir al 10%, pero nuestra meta es bajar más ese porcentaje y hacer menos el peregrinar de los padres que esperan llevarse a sus niños a sus casas”, concluyó.

Servicio de neonatoligia del IPS, de cada 8.000 nacimientos el 10% corresponde a partos prematuros. Foto: Gentileza.

Dejanos tu comentario

14H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar