La familia de Félix Urbieta continúa sin saber nada de él tras su secuestro en el 2016 en el distrito de Horqueta, departamento de Concepción. La única prueba de vida recibida fue en enero del 2017 y desde esa vez ya nada se supo del ganadero privado de su libertad.

“La última comunicación que tuvimos con ellos fue entre enero y febrero del 2017. La prueba de vida que recibimos fue una carta escrita por él, decía que si no llegáramos a cumplir, con suerte íbamos a tener algún día una noticia de papá”, manifestó Liliana Urbieta, hija del secuestrado, en comunicación con la 1080 AM.

Te puede interesar: Familia de Óscar Denis reitera pedido de vía de comunicación y prueba de vida

Sostuvo que la familia sigue con esperanzas de encontrar con vida al ganadero y destacó que en su momento recurrieron al narco Jarvis Chimenes Pavão para que les pueda prestar el dinero solicitado por los captores, ya que no contaban con el dinero.

Mencionó que el narcotraficante les prometió prestar el dinero, pero nunca se concretó y hasta ahora nada saben de su padre. Indicó que los secuestradores solo pidieron dinero, nada de donar víveres ni otro pedido en especial.

Podés leer: Esposa de Adelio Mendoza: “Los padres no duermen, están desesperados”

“Acudimos junto al señor Pavão para que nos preste el dinero, nos fuimos a la cárcel, él se comprometió a ayudarnos con una parte que nos faltaba para completar el dinero del rescate, pero al final nunca nos prestó el dinero”, agregó Liliana Urbieta.

Un video grabado en enero del 2017 salió a la luz el 7 de marzo de ese año, fue la única prueba de vida que recibió la familia del ganadero. Félix Urbieta fue secuestrado el 12 de octubre del 2016, en el interior de la estancia San Francisco de Belén Cué, distrito de Horqueta, departamento de Concepción.

Nota relacionada: Félix Urbieta: Familiares reiteran pedido de prueba de vida

Al inicio sus captores solicitaron la suma de US$ 500.000 para la liberación, monto que la familia señaló que no cuenta. Posteriormente, el rescate disminuyó hasta US$ 350.000. La familia ofreció US$ 150.000 hasta que posteriormente finalizaron las negociaciones.

Dejanos tu comentario

18H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar