El aumento considerable de varios productos de la canasta básica, de los frutihortícolas y de artículos domisanitarios generó la reacción de la ciudadanía en las redes sociales en estos días.

En el caso de los frutihortícolas, el Ministerio de Agricultura debió llamar a los proveedores de la Argentina, a fin de verificar si hubo variación de precios en el lugar de origen. Los supermercadistas aseguraron que ellos aplicaban el porcentaje habitual a los productos y negaron que hayan aumentado considerablemente los precios.

Las denuncias a la Secretaría de Defensa del Consumidor no paraban, y la institución realizó controles en varios supermercados, de manera aleatoria.

Ante esta situación, La Nación preguntó a sus lectores: ¿Qué medidas se deben tomar para evitar la suba desmedida de precios en supermercados?, a lo que una importante mayoría respondió que el gobierno debe intervenir y controlar los precios que aplican los diversos comercios.

Las opciones planteadas fueron Aplicar multas a quienes se aprovechan de la situación, que recibió un la valoración del 6% de los votantes, la opción Evitar comprar en esos lugares fue votada por el 7% de los lectores, mientras que Ninguna, los precios subieron en toda la región recibió sólo el 1% de aceptación, una cifra muy por debajo al 86% de lectores que consideraron que El Gobierno debe controlar los precios y aplicar multas.

Sin dudas, la ciudadanía considera que el Gobierno debe controlar los precios, de modo a que los supermercadistas, e incluso los proveedores no se aprovechen de la situación por la cuarentena, en vista que el aumento de los precios se dieron a partir de la implementación de la medida sanitaria que busca mitigar los contagios por coronavirus.