Pedro Juan Caballero (Emerson Dutra, corresponsal)

Un grupo de internos de la penitenciaría regional de esta ciudad fabricaron 150 litros de lavandina y donaron al Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (amarillos), para realizar la fumigación en puntos estratégicos de la ciudad y, con eso, evitar el ingreso del Coronavirus en la terraza del país.

Según se informó, los presidiarios se enteraron de la campaña que venían haciendo los bomberos para adquirir ese producto y resolvieron producirlo.

Para tal efecto, un grupo de reclusos se unieron y se pusieron a trabajar a “todo vapor” logrando producir 150 litros de lavandina.

“Si nos compran los productos que necesitamos, produciremos más lavandina”, sostuvieron orgullosos los internos.

Dijeron que, inclusive, pueden producir alcohol en gel y jabón líquido. El gesto que tuvieron las personas privadas de su libertad fue aplaudido de “pie” por los pobladores de esta ciudad de frontera.

Desinfección

De inmediato, voluntarios “amarillos” se trasladaron hasta la cárcel regional para recibir la donación.

“Gracias a esa donación, y de algunos pobladores, logramos desinfectar el Hospital Regional y Migraciones”, sostuvo Alicia Vera, dijo la voluntaria.

Para mañana tienen previsto realizar la fumigación de otras zonas consideradas “rojas” como ser farmacias, supermercados, clínicas e, incluso, parte de la línea internacional que sirve de entrada y salida a la ciudad.