Continúa la investigación del homicidio del comisario principal Arsenio González Herrera luego del traslado del cuerpo al Hospital Rigoberto Caballero, donde se extrajo el proyectil que le causó la muerte al comisario en el puesto policial Loma Porã de Presidente Hayes, este sábado de noche.

En un camino vecinal fue encontrado el automóvil Toyota Vitz color azul, chapa BUS-567, que fue robado del puesto policial y en el que huyeron los delincuentes. Además, en el lugar se levantaron varias vainillas servidas para la verificación con el perdigón extraído. Los autores del hecho se llevaron armas de fuego y teléfonos celulares.

La fiscal Norma Paredes conjuntamente con Criminalística, de Homicidios y de Antisecuestro se abocan a la investigación del homicidio del comisario González Herrera. También intervendrá el fiscal Celso Morales como coadyuvante para la investigación del hecho.

Tres hombres vestidos con vestimenta tipo militar, despojaron de sus pistolas y escopetas a los policías que realizaban controles en la ruta, realizaron dispararos y luego preguntaron por el comisario González, a quien dispararon cuando salía del baño. Tras cometer el crimen, los delincuentes subieron a este vehículo en el cual huyeron hacia Concepción.