Por Nicolás Almada, enviado especial.

Todo evento de considerable envergadura, como la ceremonia en honor a la Virgen de los milagros de Caacupé, trae consigo un movimiento comercial, social y cultural de grandes magnitudes.

En la Villa Serrana no quedan espacios en las veredas y en las plazas para ubicarse, debido al alto número de vendedores que instalan sus puestos con productos que sorprenden por la variedad.

Mucho menos lugares quedan en las calles del microcentro de la ciudad y avenidas principales que cruzan el casco urbano.

Si bien la cantidad de personas que optan por venir en sus vehículos particulares y en buses de turismo no se compara con el número de peregrinantes, las principales arterias viales casi colapsan por los rodados estacionados en diferentes lugares; algunos permitidos, otros prohibidos.

Estacionar su vehículo en una zona alejada a la Basílica Santuario tiene un precio que varía según el “cuidacoche” que le atienda.

No obstante, existen espacios habilitados más cercanos al epicentro de las actividades litúrgicas.

Aparcar un vehículo en la zona cercana a la basílica cuesta entre G. 20.000 y 30.000. Foto: Nicolás Almada.
Aparcar un vehículo en la zona cercana a la basílica cuesta entre G. 20.000 y 30.000. Foto: Nicolás Almada.

Estacionamientos privados están cobrando entre G. 20.000 a G. 30.000 por vehículo, según el porte de los rodados. Algunos predios abren solamente hasta la tarde, otros están abiertos las 24 horas.

La Municipalidad de Caacupé interviene igualmente en las calles, primordialmente para el ordenamiento vial correspondiente y también para aprovechar el gran caudal de automotores que atrae un buen lucro.

Josefina Fleitas Bogarín, encargada del Estacionamiento Tarifado de la comuna local, explicó a La Nación que no todas las calles de la ciudad están habilitadas para el estacionamiento.

Señaló que el precio para vehículos automóviles es de G. 10.000 y para buses de G. 20.000.

Detalló que las calles en las que no se permiten estacionar son Alberdi desde Teniente hasta Independencia Nacional, Concepción desde Asunción hasta Mallorquín, Oleary desde Variante hasta la Ruta II, Cap. Domínguez.

No todas las calles del casco urbano están habilitadas para el estacionamiento tarifado. Foto: Nicolás Almada.
No todas las calles del casco urbano están habilitadas para el estacionamiento tarifado. Foto: Nicolás Almada.

Mientras que las calles habilitadas son, según expresó la funcionaria, son General Roa, 8 de diciembre, desde Variante hasta Tte. Fariña, Concepción desde Ruta 2 hasta Asunción, Tte. Aquino Variante hasta o 8 de diciembre, Caballero Variante hasta la Ruta II, Mallorquín Variante hasta la Ruta II.

Otras calles de la ciudad que también están siendo tarifadas son Tte. Fariña, 14 de Mayo a Alberdi, Dr. Pino, Gral. Roa, Ayala Solís, Asunción y Dr. Pino de Maestro hasta Pozo de la Virgen.

Además, parte del mercado municipal y parte del Parque Lagorä también fueron destinadas para el aparcamiento de rodados.

Fleitas Bogarín aclaró que la Municipalidad cuenta con 26 colaboradores correctamente identificados, uniformados y con los carnets correspondiente, quienes se encargan de guiar a los conductores hacia los estacionamientos habilitados.