Un ciudadano venezolano llegó a Paraguay hace cinco días y pide a la ciudadanía una ayuda solidaria para conseguir un lugar donde vivir y un trabajo. Se trata de José Luis Urbano, defensor de los derechos humanos. También solicita al Gobierno que le otorgue asilo político y poder traer a su hija de 12 años.

Yo soy un defensor de los derechos humanos en Venezuela y me ha costado la persecución por parte del gobierno venezolano. Me asesinaron dos hijos, el 10 de octubre del 2016 me asesinaron mi primer hijo y el 24 de octubre del 2017 el segundo y la Policía intentó ubicarme para matarme”, dijo Urbano, quien llegó hasta la redacción de nuestro diario este lunes.

Foto: Pánfilo Leguizamón
Foto: Pánfilo Leguizamón

Sostuvo que el Gobierno de Venezuela, en su intención de matarlo, mandó a policías hasta la casa de su hermana y terminaron matándola a ella ya que él no se encontraba en el lugar. Ante la situación política, no tuvo otra alternativa que abandonar su país.

Primeramente llegó a Brasil, donde actualmente residen cerca de dos millones de venezolanos, pero ante la imposibilidad de conseguir un trabajo y los documentos para radicarse de forma legal, decidió venir a Paraguay. Actualmente vive en una casa de Fernando de la Mora, sobre la calle Soldado Ovelar.

Sufrí mucho en Brasil, viví mucha discriminación y ahora estoy en Paraguay. Estoy pidiendo apoyo y ayuda del Gobierno. No tengo un lugar donde estar, no tengo comida y quiero legalizarme para empezar a trabajar. Yo no soy político, soy defensor de los derechos humanos, no defiendo al Gobierno ni a la oposición”, agregó.

Mueren de hambre o son asesinados

Lamentó la situación política del país caribeño ya que asegura que muchos niños y personas que no responden al gobierno de Nicolás Maduro están muriendo de hambre o son asesinados por el régimen.

Muchos escarban en la basura para poder sobrevivir, tenemos una situación que no es mentira. A los presos le llevan como comida un perro o un gato, no hay dinero, el efectivo no existe en Venezuela. Es horrible la situación en mi país”, lamentó.

Las últimas encuestas en Venezuela daban un total de 30 millones de habitantes, del cual un gran porcentaje vive en situación de vulnerabilidad y otros decidieron emigrar, de acuerdo a la versión del defensor de los derechos humanos. Para cualquier ayuda la ciudadanía puede comunicarse con él al 0991 448 836.