La pandemia del corona­virus sigue causando todo tipo de incon­venientes en la economía en general y uno de los seg­mentos que ha sufrido una importante merma ha sido el del automotor. En el 2020, las importaciones y ventas cayeron en el orden del 24% en comparación con el año anterior, ese ritmo se man­tiene aunque con una leve mejoría, dentro de los núme­ros que corresponden a enero y febrero de este año.

Desde la Cadam sostienen que la esperanza de obtener mejores resultados está cen­trada en el segundo semes­tre del año, esperando que la situación sanitaria mejore y sobre todo, que la vacuna contra el covid-19 alcance a la población.

“Cerramos el año 2020 con caídas en las importacio­nes absolutamente bajas a nuestras intenciones ini­ciales como todos, tanto en vehículos en sus diferentes categorías y maquinarias, tomando como referencia a los tractores y cosechadoras. Esa tendencia se mantiene en el mismo orden; es decir, alrededor del 20% menos en estos primeros meses”, señaló Víctor Servín, directivo de la Cadam.

No obstante, expresó que en cuanto a ventas, vieron en el último trimestre del 2020 una merma en las caídas que dio un leve respiro al sector. “Hay que tener en cuenta que el año pasado solo trabajamos tres trimestres. Otro detalle a tener en cuenta es que el 2019 no fue un buen año en el sector agrícola por lo que ya veníamos mal en el segmento de maquinarias”, precisó.

IMPULSO AGRÍCOLA

Agregó que este inicio de año fue positivo para el segmento de maquinarias en el que hubo buenas ventas, impulsa­das, en parte, por la financia­ción que ofrece el BNF a este sector, desde finales del año pasado. “Tenemos un buen año agrícola y ganadera, eso colabora mucho, así como el ritmo de ejecución de obras públicas y privadas. En el seg­mento de vehículos, seguimos algo lento, a pesar de haber una gran cantidad de nuevos productos, pero la situación sanitaria sigue incidiendo a la hora de adquirir un bien. Además, el BNF está todavía muy enfocado en atender a las pymes y otras empresas que precisan de financiamiento, lo que hace lentos los trámi­tes para la financiación de un cero kilómetro”, explicó.

Por otro lado, Servín subrayó que a pesar de que el año pasado fue complicada la situación, la merma en el per­sonal de las empresas que for­man parte de la Cadam fue mínima. “En el sector de servicios, llámese ventas en posventa, la reducción en el gremio se dio con la gente de edad, teniendo en cuenta que muchos ya alcanzaron la edad jubilatoria y decidieron resguardarse, ya que el virus afecta de manera significa­tiva a los adultos mayores. El resto sigue trabajando, cum­pliendo de manera estricta todos los protocolos sanita­rios”, destacó.

VACUNAS Y REFORMA DEL ESTADO

El sector automotor, así como todo el país, deposita sus esperan­zas en la vacuna anticovid para que las cosas mejoren. “Si bien no nos va a curar, pero sí provocará que el mercado entre en con­fianza nuevamente. Si comienza a vacunarse la población, consi­deramos que tendremos una segunda mitad de año mucho más optimista para las ventas automotriz y todos los segmentos”, enfatizó Servín.

En relación con el actuar del Gobierno, precisó que una de las preocupaciones del gremio es que esperan que se siga trabajando en la reforma del Estado, reestructurar, hacerlo más ágil e igualitario. “Igualdad en el tratamiento con todos los que pagamos impuestos e insistir con aquellos que no lo hacen, que cumplan con sus obligaciones. También seguimos insistiendo en el tratamiento equitativo con aquellos que importan vehículos usados. Que se cumplan las normativas vigentes, que paguen sus impuestos y los vehículos sean exhibidos en lugares adecuados y bajo las mismas exigencias que tenemos y cumplimos nosotros”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar