Para Basanomics, las proyecciones indi­can que la economía paraguaya crecería entre 4% y 4,5% este 2021. Los bue­nos precios de las materias primas, que están aumen­tando los ingresos del sec­tor agrícola y que tendrán un efecto derrame sobre otros sectores de la econo­mía, representan un sesgo al alza de estas proyeccio­nes, señala la consultora en su reporte Nota Trimestral Marzo 2021.

Pero una excesiva demora en la campaña de vacunación contra el covid-19 podría representar un riesgo a la baja para estas estimaciones, aclaran. El nivel de activi­dad económica se acerca al observado antes de la pande­mia. Si bien la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento implementa­das en el país provocaron un colapso histórico en la pro­ducción durante el 2º trimes­tre del año, la recesión eco­nómica en el 2020 fue menor a la esperada inicialmente. Similarmente, el indicador agregado de consumo mues­tra una recuperación en el último trimestre del año. El consumo doméstico, medido por el estimador de cifras de negocios, mostró una expan­sión interanual promedio del 1,3% en el período octu­bre-diciembre.

En líneas generales, Basa­nomics estima que la propa­gación de las vacunas contra el covid-19 impulsará una recuperación de la econo­mía global más sólida a la esperada inicialmente. En Paraguay, la recuperación del dinamismo económico continúa como se esperaba, pero existe un sesgo al alza en las proyecciones debido a los buenos precios agrí­colas. Mientras la infla­ción anual permanece por debajo de la meta del 4% establecida por el BCP, si bien las presiones sobre los precios se intensificaron en los últimos meses.

Las mejores perspectivas económicas para el 2021 y el mediano plazo hacen necesario el retiro gradual de los estímulos fiscales y monetarios a partir de este año. En particular, la con­vergencia del déficit fiscal al límite máximo establecido en la LRF debe acelerarse.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar