Desatinos en la con­ducción de la polí­tica económica paraguaya ensombrecen las perspectivas para mayores inversiones cuando los sec­tores productivos están en condiciones de crecer en los próximos meses, informa­ron fuentes oficiales, según reportó el portal Prensa Latina de Cuba. Las proyec­ciones económicas de Para­guay para el 2020 adelantan una expansión del Producto Interno Bruto del 4%, de la mano principalmente del rebote de la soja y de la gene­ración de energía eléctrica, según analistas económicos.

Para el presidente de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), Carlos Jorge Bieder­mann, el tratamiento que se le da a la elaboración del Pre­supuesto General de la Nación (PGN) 2020 es un ejemplo de que el Gobierno no ve claridad de cara a la promoción del cre­cimiento económico.

“Si se va a seguir gastando mal, si el dinero se va a seguir priorizando en términos de gastos rígidos y no va a haber dinero para inversio­nes, vamos a seguir teniendo problemas”, sostuvo. Recordó que de acuerdo a como avance el estudio del PGN, depen­diendo de lo que agreguen o inflen en los próximos días, los gastos e inversiones rondarían los 14 mil millones de dólares, mientras que los ingresos tri­butarios estarían en cinco mil millones de dólares. “Hay una diferencia entre los ingresos y los egresos que se tiene que se financia y refinanciar con bonos, etcétera. Es muy impor­tante que empecemos a gastar mejor para no seguir inflando el globo”, recalcó.

Biedermann enfatizó que se necesitaba una intención clara de una eficiente con­ducción económica, ya que tiene que haber señales cla­ras de que la economía se está poniendo en el lugar que le corresponde. El directivo de la Cámara Nacional de Comer­cio y Servicios del Paraguay (CNCSP), Beltrán Macchi, consideró que deben explo­rar mecanismos de fondeo del sector de infraestructura.