Paraguay pasó por su peor momento tras entrar en una rece­sión técnica confirmada por el Banco Central del Para­guay, al cierre del primer tri­mestre del 2019. Sin embargo, los datos a corto plazo, entre julio y agosto, empezaron a mejorar y con eso las ventas muestran mejores expectati­vas para fin de año.

El economista Carlos Fer­nández Valdovinos dijo que el consumo empezó a reaccio­nar en estos últimos meses, por lo que se tiene una mayor expectativa para el sector. Sin embargo, aclaró que probable­mente no se alcanza el nivel de antes, pero igual será posi­tivo. “Si se sigue alargando esta racha de crecimiento será muy bueno para el año. El con­sumo de contrabando tam­bién aumenta y eso es nega­tivo”, dijo. El experto dijo que se empezaron a ver brotes ver­des en la economía tras la rece­sión confirmada por el BCP. Aclaró que esta recesión no es igual a la del 2008 y 2012 por­que actualmente la caída se dio en casi todos los sectores de la economía.

En ese sentido, afirmó que al comparar con el último tri­mestre del año pasado, Para­guay crecía a una tasa más alta de la región, con 6%. “Ahora estamos liderando, pero desde abajo. Empeora­mos con respecto al resto de la región”, dijo.

“En cuanto a la actividad eco­nómica y las ventas, la lectura hay que hacerla de manera muy prudente. No nos pode­mos apresurar para celebrar, sí para celebrar que lo peor ya pasó, pero solo se está norma­lizando. Si seguimos con este ritmo de 0,8%, vamos a tener un crecimiento negativo para fin de año”, especificó.

En agosto, el indicador de ventas registró un creci­miento positivo por tercer mes consecutivo. De acuerdo a datos preliminares, el Esti­mador de Cifras de Negocios (ECN) registró una varia­ción interanual de 2,3%, con lo cual la tasa acumulada se ha ubicado en -1,2%.

En el comercio se destacan los buenos desempeños observa­dos en las ventas de disposi­tivos electrónicos, insumos agrícolas y pecuarios y alimen­tos. Por su parte, registraron caídas las ventas de vehícu­los, prendas de vestir y pro­ductos para el equipamiento del hogar. En cuanto a la pres­tación de servicios, se destacan los crecimientos alcanzados por los servicios a los hogares, las telecomunicaciones y los servicios a las empresas.