Los países de la región tienen muchas cosas por mejorar, un camino amplio por impac­tar, donde pensar en cosas nuevas está bien, pero bus­car otras opciones y darle un toque personal resulta en una innovación efectiva, haciendo las cosas mucho mejor que los demás. Es lo que manifestó Luis Mar­tin Pinzón, especialista en marketing y comunicación, quien brindó una confe­rencia sobre cómo se debe estructurar la estrategia cor­porativa de las empresa, de la mano del Club de Ejecutivos para sus miembros, ayer en el Carmelitas Center.

“El mercado corporativo de Paraguay es uno bien inte­resante en cuanto a temas emergentes, y que está en crecimiento, donde aún hay mucho por hacer, por lo que es un mercado de oportuni­dades, que está ingresando en una fase de madurez y veo oportunidades de nego­cios muy buenas y un país en el que yo invertiría a ojos cerrados”, expresó. Reco­mendó especialmente tres áreas para un público que está comenzando a entender y a buscar excelencia, como todo lo que tenga que ver con servicios, el sector ecoturís­tico por el potencial gigan­tesco en el entorno natural, y por supuesto todo lo que impacte en infraestructura de la mano de las empresas privadas, pero acompañado del gobierno.

En cuanto a la conferencia, abordó varios puntos para el manejo de las estrategias corporativas, donde en pri­mer lugar se debe tener en cuenta lo más importante, que es el capital humano o los miembros dentro de las orga­nizaciones, es decir, que no se puede hablar de formular estrategias si no se tiene en cuenta al cliente interno, que es el que finalmente aplica lo que aprendió.

En segundo lugar, la actitud relacional y gestión del cam­bio estratégico de las empresa que buscan generar impacto, deben generar un conector emocional, ofrecer no solo bienes, productos y servi­cios sino soluciones y aspec­tos de cercanía. Y en tercer aspecto, el impacto desde la innovación, que consiste en hacer las cosas mejor, es decir, tomar aquello que ya existe y desarrollarlo de una forma mucho más estratégico, pero para ello es necesario que la empresa también cuente con clientes internos más inno­vadores, que puedan con­vertir lo creado de una mejor manera, con un diferencial.

En ese sentido, ejempli­ficó que los latinoamerica­nos tienden a ser creativos, pero que los asiáticos son los innovadores, por lo que no pierden el tiempo creando, sino más bien mejoran lo que ya está, con toque diferen­ciador y que generalmente viene con un mensaje emo­cional. Es por ello que si no se quiere contar con los mismos resultados que no sean tan satisfactorios, la consigna es no seguir haciendo lo mismo, y el cambio se dará en el cam­bio estratégico de las perso­nas mismas que compongan la empresa, para lo cual tam­bién hace falta ejecutivos con más manejos de habilidades blandas, complementó.

VARIADA PARTICIPACIÓN EJECUTIVA

El evento contó con la presencia de directivos, gerentes, ejecutivos y profesionales con cargos de responsabilidad y personas a cargo, y otros participantes que persiguen un enfoque nuevo con una mirada innovadora a la hora de abordar el manejo organizacional. Además de la innovación empresa­rial y la creatividad estratégica, habló de la gestión del cambio en los enfoques empresariales y actua­les entornos, así como la disrupción estratégica corporativa.

Luis Martin Pinzón es director del PHD en Aden Business School, Bogotá DC, Colombia-Enseñanza Superior. Management Consulting Communications y pasó por The George Washington University - School of Business, Universidad del Rosario, Visión-Otri Universidad de La Sabana.