La ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, explicó que con el acuerdo automotriz entre Paraguay y Brasil abarca puntos como equilibrio, gradualidad, convergencia y tratado especial y diferencial.

“Han comprendido que la gente necesita autos del valor que puede pagar. Entendieron y aceptaron que nos manejemos con las leyes vigentes paraguayas”, dijo la secretaria de Estado.

Sostuvo que en su momento se abordarán temas a nivel Mercosur en lo referente a normas técnicas pero que en Paraguay prevalecen las normativas locales.

El acuerdo se traduce en beneficios al consumidor mediante mejores condiciones arancelarias para el acceso a la compra de automóviles. También la conclusión de las redacciones, revisión jurídica y traducciones de los respectivos textos, previéndose la firma en acto protocolar a realizarse en la Cancillería paraguaya en la segunda quincena del presente mes.

La firma de este acuerdo, sumado al recientemente firmado con la República Argentina, y el que se estará negociando futuramente con Uruguay, constituyen importantísimos pasos dados por Paraguay en una temática crucial para nuestro desarrollo industrial.