Jerusalén, Indefinido. AFP.

La retirada estadouni­dense de Afganistán era “probablemente la buena decisión”, pero esta no se puso en práctica adecuada­mente, consideró este miér­coles el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Yair Lapid. Israel, un importante aliado de Estados Unidos, no había comentado hasta ahora, de forma oficial, la retirada de las tropas estadouniden­ses de Afganistán, donde los talibanes retomaron el poder a mediados de agosto. La operación “no se hizo como debiera”, declaró el jefe de la diplomacia israelí durante un encuentro con la prensa extranjera en Jerusalén. “Era probablemente buena deci­sión, pero no fue ejecutada correctamente”.

El presidente estadouni­dense, Joe Biden, reafirmó el martes su decisión de poner fin a la intervención de Esta­dos Unidos en Afganistán, pese a las duras críticas sus­citadas por las operaciones de evacuación, caóticas y mar­cadas por un atentado que mató a más de cien personas –incluyendo trece militares estadounidenses– cerca del aeropuerto de Kabul.

REPERCUSIONES

Según Lapid, resulta difícil “entender bien las repercu­siones de esta decisión”, sobre todo en los países vecinos como Pakistán, pero también en Irán, enemigo número uno de Israel, que ha pasado a tener una “gran frontera con un país sunita extremista gobernado por una organiza­ción sunita extremista”.

Dejanos tu comentario