Washington, Estados Unidos | AFP |

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó el miércoles a Bolivia a garantizar la seguridad, la integridad y la libertad de expresión de la ciudadanía, al expresar su "preocupación ante los graves hechos de violencia" ocurridos a raíz de las elecciones.

La CIDH, ente autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), “condena enérgicamente todo acto de violencia y recuerda que la protesta social se encuentra protegida por los instrumentos interamericanos, en tanto se desarrolla en forma pacífica”, dijo en un comunicado.

Desde los comicios del domingo, cuyo conteo aún no ha finalizado, Bolivia está sacudida por una ola de violencia y movilizaciones en contra de una supuesta manipulación de los resultados en favor del presidente Evo Morales, que busca un cuarto mandato consecutivo.

Ante la huelga nacional convocada por la oposición, y la eventual continuidad de las movilizaciones, la CIDH recordó al gobierno que "el hecho de que algunos grupos o personas ejerzan violencia en una manifestación no vuelve, per se, violenta toda la protesta, ni autoriza a las fuerzas de seguridad a disolverla mediante uso de la fuerza".

“Las manifestaciones públicas y la libertad de expresión hacen posible el libre proceso democrático en particular durante contextos electorales”, subrayó la CIDH, instando a todas las partes “a entablar un proceso de diálogo pacífico con respeto a la voluntad popular expresada en las urnas”.