Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) alegan que Florenciano Martínez, conductor que tenía en su poder el móvil de la cartera mientras estaba tomando en la vereda con un amigo, esperaba para lavar el vehículo cuando La Nación lo sorprendió a las 23:00 de ese sábado.

Como si se tratase de un chiste, el jefe de transporte del MAG, Renato Villagra, intentó jus­tificar la conducta de su fun­cionario, Florenciano Martí­nez, diciendo que este estaba aguardando para lavar el vehículo, cuando fue pillado por la jefa de Investigación de este medio, Rossana Escobar, a las 23:00, tomando cerveza en compañía de un amigo, mientras a pocos metros de él estaba estacionada la camioneta del ministerio que estaba en su poder.

Renato Villagra, jefe de transporte del MAG, le cree a subalterno porque vio cartel de “lavadero”.

El hecho que fue gravado sucedió en el barrio Caña­dita de Ñemby y rápidamente recorrió las redes sociales, causando indignación en la ciudadanía que una vez más fue testigo de cómo se malu­tilizan los bienes de institu­ciones públicas para mez­quindades de funcionarios públicos. “Veo que está sen­tado en una vereda con una persona, yo converso con él y me dice que es amigo suyo, estaban esperando a la per­sona que les iba a lavar, si te fijas hay un cartel que dice lavadero”, mencionó Villagra.

El jefe de transporte que ocupaba antes la función de asistente administrativo y que fue ascendido al cargo luego de la asunción de Moi­sés Bertoni como ministro del MAG dijo también que “el señor es una persona muy trabajadora y muy volunta­riosa”, refiriéndose al chofer que estaba con un permiso extraordinario para llevar el móvil a su casa porque “vive solo”. No obstante, tras ser interrogado sobre su opinión hacia el hecho dijo que efec­tivamente “hizo mal” y que será investigado.

En este sentido, ya el caso fue llevado a un sumario que será oficializado el día de hoy con la venia del ministro Bertoni, mediante resolución, ya que fue él mismo quien ordenó que se derive la causa a la Direc­ción de Anticorrupción y Transparencia (DAT) y a la Dirección de Asesoría Jurí­dica del MAG, donde emi­tirán un informe que será comunicado a la máxima autoridad para definir el des­tino del chofer. Aunque todas las versiones anticipan un blanqueo por las respuestas brindadas desde el ente.

Asimismo, también la Con­traloría General de la Repú­blica tomó participación del caso y en la mañana de este lunes solicitaron al MAG todos los documentos con respecto a las órdenes de tra­bajo que recibió en el último año el señor Martínez. La jefa del departamento de bienes patrimoniales de la Contra­loría, Leyla Uribe, manifestó que esto forma parte de una investigación paralela que llevará a cabo el ente al que pertenece y que culminará en un informe que será deri­vado también al MAG.

“Hoy (lunes), dos audito­res de la Contraloría fueron hasta el MAG solicitando que le traigan a la vista la orden de trabajo del vehículo y su número de registro. Vamos a solicitar por nota todas las documentaciones para des­lindar responsabilidades, y saber quién fue el responsa­ble del supuesto uso indebido del vehículo. El MAG tiene 10 días hábiles para responder”, indicó Uribe.

Por su parte, el director general de Administración y Finanzas del MAG, Gregorio Lezcano, sostuvo que el fun­cionario ya fue puesto a dis­posición de recursos huma­nos para asignarle actividades mientras dure su investiga­ción, ya que no podrá condu­cir los móviles de la institu­ción en ese lapso, pero seguirá cobrando su sueldo. “Se hace una investigación interna y luego se deriva a Función Pública”, explicó.

Lezcano también indicó que las sanciones para el funcio­nario pueden derivar en mul­tas de hasta cinco días (des­cuento del salario), hasta la destitución del mismo. Según las planillas de ingresos de los funcionarios del MAG, el cho­fer percibe en promedio un sueldo de G. 3.300.000, que suele ser duplicado con horas extras y viáticos que le dan otro “salario” extra. El móvil en cuestión ya fue requisado por el MAG y se encuentra en la Dirección de Extensión Agraria de la institución.

Por último, cabe desta­car que luego de que fuera pillado infraganti, el conduc­tor del MAG había desatado una persecución a la perio­dista con el móvil de la ins­titución en aparente estado etílico, este hecho también fue captado en video grabado por la comunicadora.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar