Marcos Manuel Fretes, protegido del director Julio Fernández y que de asesor “de oro” ganó el seudónimo de cuñado “de oro” en Aduanas por su vínculo con el hombre de negocios del presidente de la República, está investigado por el supuesto hecho de uso de certificados de méritos y servicios de contenido falso.

La fiscala de la unidad ordinaria Esmilda Álvarez convocó para la próxima semana al asesor de la Dirección Nacional de Aduanas, Marcos Manuel Fretes Silguero, quien está siendo investigado por el supuesto hecho de uso de certificados de méritos y ser­vicios de contenido falso, ya que habría utilizado docu­mentos apócrifos para acce­der un cargo importante en el mencionado ente.

Fretes Silguero es cuñado de Ricardo Morán, quien maneja la empresa Almace­namiento y Distribución de Asfalto SA (Aldia SA), del pre­sidente Mario Abdo Benítez, y que por cierto es millonaria contratrista del Estado.

El representante legal de Aldia está casado con Liliana María Fretes Silguero, her­mana del privilegiado asesor que según el director Fernán­dez es una luz para su admi­nistración por la experiencia en investigaciones económi­cas, etc. Sin embargo, resultó que Marcos no cuenta con título universitario.

La agente del Ministerio Público manifestó que Fre­tes aún no está imputado, ya que primeramente lo quiere escuchar en una declaración indagatoria, para luego tomar la decisión de imputar o no.

Álvarez también explicó que el departamento de Recur­sos Humanos de Aduanas aún no envió los documentos que habían solicitado del mencio­nado funcionario, como la copia de la resolución 1269 del 31 de octubre del 2019, por la cual se aprueba el manual de funciones y perfiles y car­gos de la Dirección General y Gabinete de la Dirección General de Aduanas, como también el legajo institucio­nal del asesor en cuestión.

Lo que se investiga es que Fre­tes Silguero habría presen­tado certificados de méritos de contenido falso, para acce­der como asesor de la Direc­ción Nacional de Aduanas.

Por su parte el director de Recursos Humanos de Adua­nas, Julio Pérez Boselli, refi­rió que efectivamente ya enviaron todos los documen­tos requeridos por la agente del Ministerio Público en tiempo y forma, como lo había solicitado la fiscala.

Admitió que el asesor Marcos Manuel Fretes Silguero no cuenta con un título univer­sitario, sin embargo, está ter­minando una carrera admi­nistrativa en la Universidad Americana, y de no ser que la carrera amplió tres mate­rias más este año, ya estaría recibiendo su título.

Fretes Silguero está inves­tigado por uso de certifica­dos de méritos y servicios de contenido falso, estipulado en el artículo 259 del Código Penal en el que indica que el que con la intención de indu­cir al error sobre méritos y servicios utilizando un cer­tificado de contenido falso será castigado con pena pri­vativa de libertad hasta un año o con multa.

Julio Fernández a pocas semanas de haber asumido el cargo nombró a su amigo Fretes Silguero como ase­sor con una remuneración de G. 28 millones al mes, entre salarios y bonifica­ciones extras. Ambos fue­ron compañeros de proyec­tos sociales en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En su momento, el director de Aduanas Julio Fernández había defendido a su amigo al decir que tiene experien­cia, ya que estuvo al menos 14 años en PNUD como ana­lista técnico.

La incorporación del amigo fue de manera privile­giada considerando que no ingresó vía concurso de méritos y el salario que per­cibe es mucho mayor com­parado con el promedio de sueldos asignados a los que sí se ubicaron en la institu­ción mediante concurso.

Dejanos tu comentario

15H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar