Meses después de ubicarse con jugosos sueldos en la binacional y sin funciones en algunos casos.

El director de la Entidad Binacio­nal Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, benefició a algunos fun­cionarios, que como mayor mérito tienen ser parientes y políticos, con aumentos en sus salarios que, por cierto, ya son bastante elevados.

Duarte Frutos así premia a quienes le son leales, mien­tras sigue copando la EBY con sus adherentes.

El ex diputado colorado Pablino Rodríguez Arias, quien ingresó a la entidad de la mano de Nicanor en agosto del 2018, es uno de los que registraron aumento de salario. De cobrar sueldo de G. 26 millones, sin contar bonificaciones, pasó a per­cibir más de G. 28 millones.

Armín Diez Pérez Duarte, ex secretario privado.
Armín Diez Pérez Duarte, ex secretario privado.

El aumento se dio en tiempo récord, pues en planilla de funcionarios de diciembre del 2018 ya figu­raba con su actual salario, tras apenas tres meses de su ingreso a la EBY.

Sumando los montos que cobra por presentismo, título, antigüedad, gas­tos de almuerzo y otros, el ingreso mensual del fun­cionario trepa a más de G. 70 millones.

El abogado Raúl Silva Busto, secretario del Comité Eje­cutivo de Yacyretá, tam­bién fue favorecido con una recategorización, y el sala­rio que tenía de G. 26 millo­nes subió a G. 28 millones. Con demás remuneracio­nes por presentismo, título, asignación familiar, etc. su ingreso mensual supera los G. 70 millones.

Armín Diez Pérez Curiel, hijo del ex secretario.
Armín Diez Pérez Curiel, hijo del ex secretario.

En su caso también el incre­mento de salario se dio al poco tiempo de haber ingre­sado a la entidad, en agosto del 2018. Para diciembre de ese año era premiado con el nuevo sueldo.

Semanas atrás el abogado se vio envuelto en una polémica, tras salir a la luz que el mismo planeaba armar un equipo de inteli­gencia y espionaje.

Asimismo, el secretario pri­vado del titular de la entidad, Ronald Rodríguez Olmedo, registró aumento de salario. Planillas del 2018 muestran que cobraba G. 15 millones, y en la actualidad, su sueldo es de más de G. 18 millones, en poco más de un año de su ingreso a la EBY.

El ingreso mensual del fun­cionario supera los G. 55 millones con las bonifica­ciones que percibe.

Ramón Echagüe González, seccionalero.
Ramón Echagüe González, seccionalero.

Otro que recibió un aumento es Rubén Flecha, que en pla­nillas de la EBY figura como auxiliar administrativo. Es el hermano del guardia de Nicanor. Su salario, sin tener en cuenta remuneraciones extra, pasó de G. 14 millones a más de G. 16 millones.

Viviana Solaeche, prima de Nicanor, también fue bene­ficiada con aumento. Su salario de G. 16 millones trepó a casi G. 19 millones, y sumando bonificaciones alcanza un ingreso mensual de más de G. 40 millones.

Algunos funcionarios inclu­sive cobran un plus por “dedicación”, como en el caso del hermano del guar­dia, Arnulfo Fretes, Alicia Fornerón, Arnaldo Fernán­dez, entre otros.

Ronald Rodríguez Olmedo, asistente.
Ronald Rodríguez Olmedo, asistente.

ROSTROS NUEVOS

Nicanor también ubicó a un familiar de su ex secretario privado en la presidencia Armín Diez Pérez Duarte, quien antes había sido dipu­tado. Al año incorporó a Armín Diez Pérez Curiel, familiar de su ex asistente.

Diez Pérez Curiel figura en planilla de funcionarios de la entidad desde octubre del 2018 con una remuneración total de casi G. 35 millones y el ex secretario entró en julio de este año con un más de G. 30 millones.

Otro que ingresó a la enti­dad es el comisario en situa­ción de retiro Saturnino Antonio Gamarra Acosta, quien se postuló en las elec­ciones generales para sena­dor. Figura en nómina de funcionarios desde diciem­bre del 2018, con una remu­neración mensual de G. 20 millones sumando salario y bonificaciones.

Ramón “Papo” Echagüe González es otra cara nueva en la binacional donde ingresó en mayo de este año y percibe un salario de G. 8 millones, según planilla de funcionarios. Es un cono­cido seccionalero de la ciu­dad de Hernandarias.

Otra flamante funciona­ria de la entidad es Nicasia Maldonado Vda. de Solaeche, tía de Gloria Penayo Solae­che, esposa de Nicanor. La mujer fue incorporada en febrero de este año y tiene un ingreso mensual, entre salario y bonificaciones, de G. 23 millones.

MASIVO INGRESO DE ADHERENTES

Un centenar de adherentes, entre políticos, parientes de políticos, seccionaleros fue­ron ubicados en la entidad y sus ingresos cuestan cientos de millones al mes.

En la larga la lista de acomo­dados resalta por ejemplo el nombre del ex goberna­dor de Guairá, denunciado por acoso en el 2013, Ramón Lichi. Así también el de Azucena Bolla Romero, esposa del ex diputado por Misiones y precandidato a la gobernación en el octavo departamento, Asa Gonzá­lez (PLRA).

En la nómina está también el ex gobernador de Misio­nes y conocido seccionalero Santiago González, cuya administración fue bas­tante cuestionada.

Son solo algunos casos de políticos que se volvieron simpatizantes del gobierno de turno y fueron premia­dos con jugosos sueldos en la binacional. El masivo ingreso fue bajo una política de devo­lución de favores a seguido­res, amigos que no hicieron concurso de méritos.