Todos los ojos puestos en los duques de Sussex. Harry, en Londres apadrinando el rugby en un acto oficial que puede ser el último y Meghan en Canadá. Adele está delgada y feliz, y el supuesto “color” de Antonio Banderas es un bochorno para dos medios importantes que hablan de los Oscar.

¿ Y AHORA QUÉ?

Luego de la intensa crisis vivida en las últimas semanas por la decisión del príncipe Enrique y Meghan Markhle con respecto a su pertenencia a la familia real y su papel, en la semana que pasó, ambos han participado de actos aunque diferentes. En Londres, el príncipe reapareció el jueves en el palacio de Buckingham, donde presidió el sorteo de la Copa Mundial de Rugby que se celebrará en 2021, puesto que él es patrón de la liga de rugby.

Sonriente pero sin salir ni un centímetro de su silencio con respecto al tema, asumió lo que según afirman algunos medios británicos, sería su último compromiso público antes de volar a Canadá para encontrarse con Meghan Markle y su hijo Archie, de ocho meses.

Conocedor de que millones de personas de todo el mundo le observaban, el nieto de Isabel II se ha mostrado sonriente El miércoles el duque de Sussex publicó un video de los Juegos Invictus, una competición deportiva benéfica para veteranos de guerra heridos en 2022.

Por su parte, la reina Isabel II ha revelado en una declaración personal que había acordado que Enrique y Meghan comenzaran una "nueva vida" como familia "independiente", aunque ella hubiera preferido que permanecieran como miembros seniors de la realeza. Mientras, después de dejarse ver en un centro para mujeres adictas, Meghan Markle ha vuelto a aparecer en Vancouver para apoyar a un grupo feminista de cambio climático llamado Justice for Girls. La duquesa de Sussex visitó a las activistas con as que habló de los "problemas que afectan a las mujeres", incluyendo cómo el aumento de las temperaturas globales y el sistema de justicia golpea "desproporcionadamente" a las mujeres y las niñas de todo el mundo.

La duquesa de Sussex ha sido vista en las últimas horas subiendose a un hidroavión desde el aeropuerto de Victoria Harbour, donde abordó un aparato Whistler Air, en unas imágenes que ofrece el Daily Mail. Meghan regresó a Canadá solo tres días después de comparecer en el Reino Unido junto a su esposo en un acto en la residencia de la Alta Comisionaria de Canadá. Luego regresó para reunirse con Archie, a quien dejó al cuidado de una niñera y de su mejor amiga, Jessica Mulroney. Horas después del encuentro del lunes en Sandringham entre Isabel II, el príncipe Carlos y los hijos de este Guillermo y Enrique se ha sabido que no hubo una comunicación con Markle, de quien en principio se dijo que podría intervenir en la reunión por teléfono. Pero finalmente hubo dos cosas que descartaron esta posibilidad: el miedo a un pinchazo en la comunicación y que la presencia de Enrique en la cita era la realmente importante.

EL CAMBIO DE ADELE

Aunque siempre fue una persona de perfil bajo, muy discreta en cuando a su vida privada, la cantante Adele , ahora es toda una sensación debido a los profundos cambios que asumió en su vida y que ha hecho públicos, aunque a cuentagotas. A pesar de que no ha hablado directa y ampliamente sobre su situación, las imágenes –pocas-que publica en las redes ayudan a que los fans de todo el mundo tengan “pistas” sobre cómo está. Y en ese sentido, retirada por un tiempo de los escenarios, se ha focalizado en cambiar sus hábitos de vida y en ese sentido, ha adelgazado más de 40 kilos, según sus amigos, gracias a un cambio total de hábitos en la comida y un intenso pero suave método de actividad física en la que el pilates y las largas caminatas son parte esencial. Adele, que a los 31 años es feliz madre de un niño pequeño, también ha tomado las riendas de su vida en otro sentido y sus cercanos anunciaron que se ha divorciado de su esposo y padre de su niño ,Simon Konecki tras siete años de relación. Ella comenzó el año en la isla de Anguila en pleno caribe con amigos como el presentador y actor James Corden y el cantante Harry Styles, entre otros y según los que la vieron parecía feliz y relajada. Tanto, que se paró a charlar con chicas y muchachos que estaban allí de vacaciones y les comentó que estaba mucho más delgada por eso no la habían reconocido al comienzo, cuando ellos se pararon a pedirle una foto a Harry Styles y vieron con sorpresa que a su lado, estaba la mismísima Adéle.

El “COLOR” DE ANTONIO BANDERAS

Lo que acaba de pasar –aunque ya lo corrigieron – con el tema del supuesto “color” de Antonio Banderas, parece increíble pero es muy real. Es que Antonio, como sabemos, es candidato a un Oscar como mejor actor por su papel en la película “Dolor y Gloria” de Almodóvar y en dos prestigiosos medios de comunicación norteamericanos, como lo son Vanity Fair y también en la prestigiosa publicación Deadline, fue mencionado como “uno de los dos candidatos “de color” a ganar un Oscar. Inmediatamente quedó en evidencia el tema y desde todo el mundo, saltaron voces de condena a dichos medios. ¿Acaso Antonio Banderas es un hombre de color? Desde el ,lunes de la semana pasada, la Academia de Hollywood, compuesta por un 68 % de hombres y de ellos, el 84 % blancos, era criticada por la falta de diversidad en las candidaturas y la ausencia de mujeres directoras ternadas. Con la publicación de Deadline y Vanity Faire, el fuego se avivó y pasó de ser criticada –la Academia- por racista, además de sexista, por p no considerar que el protagonista de Dolor y Gloria es un intérprete europeo y blanco. Ejemplos no faltan. Penélope Cruz, tan española y actriz como Antonio, nunca fue considerada “de color” ni tampoco otras personalidades. Aunque corrigieron su ¿error? Las publicaciones demostraron que nunca dejan de lado los prejuicios a la hora de hablar de latinos o de personas afroamericanos, africanos y también orientales.