Llamativas actitudes de Marco Trovato en la investigación en su contra.

La FIFA mostró cuáles fueron los argumentos utilizados para conde­nar a Marco Trovato, ex presi­dente del club Olimpia, a una suspensión de por vida del fút­bol. En el fundamento quedan al descubierto varias contradic­ciones del ex presidente fran­jeado en su defensa jurídica durante todo el proceso y varias dudas sobre su actuación para aclarar las denuncias.

Cuando saltó el caso, Marco Trovato dijo en todos los medios posibles que no sabía de lo que lo acusaban y que no tenía idea sobre qué asunto era. Sin embargo, en los argumen­tos expuestos por la FIFA, en un documento que llega a las 30 páginas, se evidencia que Trovato sabía del caso desde la notificación de la denuncia, en marzo de este año.

El informe expone que durante 6 meses fueron presentados escritos, testimonios por escri­banía, peritajes, documentos, entre muchos otros datos, durante todo el proceso, lo que prueba –dice la propia Comi­sión Disciplinaria– que tanto Trovato como su defensa jurí­dica estaban en conocimiento del caso y, sobre todo, de lo que se lo estaba investigando.

CHATS REALES

Trovato y su abogada Nefer Ruiz Crespo señalaron desde un primer momento que las supuestas conversaciones de Whatsapp –una vez que reco­nocieron saber de qué se tra­taba la investigación– en las cuales se hacían los arreglos para manipular los partidos, no existían o fueron mani­puladas. Sin embargo, el telé­fono celular de Édgar Troche, el denunciante, fue peritado en Inglaterra por la empresa Cifor, una firma especializada en peritaje digital, que deter­minó que no hubo ningún intento de manipulación de las conversaciones.

El ex presidente de Olimpia tenía la chance de demostrar que él no tuvo esas conversa­ciones, pero su actuar no per­mitió que se revise su teléfono. La defensa dijo que los men­sajes de Whatsapp podían ser manipulados, pero no ofreció pruebas para demostrarlo.

EL ACCESO AL PIN DEL TELÉFONO

La principal razón de la con­dena por no colaborar es por el manejo del teléfono celular de Trovato con las autoridades de la FIFA. Según Trovato, la Comisión Disciplinaria le soli­citó el PIN recién luego de ser enviado el teléfono a Europa. Sin embargo, desde la primera notificación del 11 de marzo, la entidad solicitó el PIN y cual­quier elemento para acceder al teléfono, repitiendo el pedido el 17 del mismo mes.

A pesar de estos pedidos, Tro­vato nunca dejó la clave cuando en su defensa había afirmado que si tenían tiempo iban a poder modificarla para que sea numérica. Tres meses después envió el teléfono aún bloqueado con dos números de PIN, siendo que ninguno de ellos podía habilitar el acceso al aparato celular. A todo esto, se debe sumar que el teléfono fue depo­sitado en una escribanía el 17 de marzo, pero fue peritado el 13 de abril por un perito contratado por la defensa. Desde la FIFA se pregunta cómo pudo darse esa situación, siendo que el telé­fono fue puesto a resguardo en la escribanía para que no haya intervención de terceros.

AYER SE VIRALIZÓ

Ayer se viralizó un supuesto endoso del cheque a nombre de Édgar Troche, el denunciante de todo este asunto, en donde se muestra con sello y todo, que el documento fue efectivizado. Esto nuevamente pone en duda las palabras de Trovato.

En una reciente entrevista con el periodista Santiago Gonzá­lez, para radio Monumental, el ex dirigente había dicho que se podría tratar de un cheque robado. Sin embargo, cuando González le preguntó si hizo la denuncia, Trovato dijo que no lo hizo porque no tenía con­fianza de lo que podía pasar si hacía esa denuncia.

Lo concreto es que para la propia FIFA, el documento se muestra real y auténtico. Justamente, en las argumentaciones que envió ayer la Comisión Disciplinaria de la FIFA, habla de que el che­que tiene fecha de emisión el 18 de octubre del 2018, figura a nombre de Édgar Troche y fue cobrado el 19 de octubre.

En su argumento de defensa, Trovato dice que según un perito que él contrató, la foto que recibieron del cheque no podía ser analizada por su baja calidad. Esto llevó a su defensa jurídica a concluir que el cheque era falso. Sin embargo, para la FIFA este hecho solo determinó que la foto podía ser falsa, no el cheque.

Y aquí va otra contradicción de Trovato. Para demostrar que el cheque fue adulterado, él solamente necesitaba pre­sentar un extracto de su cuenta bancaria, que afirme que en el mes de octubre del 2018 no se retiró el monto establecido, o que el número del cheque no corresponde con el monto escrito. En lugar de eso envió en marzo un resu­men de cuenta de octubre del 2019. No corrigió nunca ese error, enviando el del mes que hubiera correspondido. O si fue robado, mostrar la denun­cia donde consta esa situación.

En el punto 82 de las argumen­taciones, la Comisión dice: “La Comisión cuenta con elemen­tos suficientes para determi­nar, con un grado de satisfac­ción suficiente, que no existen pruebas de que el cheque no sea auténtico”.

La actitud de Trovato en medio de todo este proceso fue deter­minante, ya que a criterio de la FIFA, el ex dirigente franjeado nunca se mostró abierto a cola­borar y en cambio obstruyó siempre la investigación.

LA DURA SANCIÓN

El lunes 28 de setiembre del 2020 quedará para la historia del fútbol paraguayo. Mediante un escueto comunicado, la FIFA dio a conocer la suspensión de por vida como dirigente de fút­bol de Marco Trovato, hasta entonces presidente del club Olimpia.

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar