Las cuentas a pagar que dejó cuando era jefe departamental, el actual senador desaforado e imputado, son de más de 6.300 millones de guaraníes, de los años 2013, 2014, 2015 y 2017. A Petropar, una farmacia, a proveedores del almuerzo escolar, entre otros.

El actual senador Rodolfo Friedmann, quien está impu­tado por administración en provecho propio, lavado de dinero, producción de docu­mentos no auténticos y aso­ciación criminal, mediante una extensa nota solicitó al gobernador de Guairá, Juan Carlos Vera, un informe por­menorizado de la ejecución del presupuesto del 2019 y hasta agosto del 2020, resu­mido en 22 puntos.

La llamativa preocupación del senador Friedmann de las ejecuciones presupuestarias de la actual administración no se alejan de una presión política para que el gober­nador actual no libere todas las documentaciones que de alguna manera pueda reque­rir el Ministerio Público de la gestión de su antecesor en el período 2013-2018, donde se habían visualizado varias irregularidades, como desvío de fondos y cuentas impagas.

El pedido que hace el senador al actual gobernador Juan Carlos Vera sobre su gestión en los años 2019 y 2020.

Con esto se demuestra que Friedmann busca embarrar de cualquier manera la causa penal, por lo que se puede con­siderar una obstrucción a la investigación que tiene sobre sus espaldas, por lo que el fis­cal que tiene la causa, Osmar Legal, puede pedir el arresto domiciliario para el senador.

El gobernador de Guairá, Juan Carlos Vera, manifestó que todos los documentos ya están en poder de la Contra­loría General de la República.

Para Vera, el pedido obedece más bien a una presión polí­tica y solo por estar nueva­mente en su función de legis­lador, pero tampoco descarta que sea una alerta a lo que ellos puedan decir sobre la administración anterior.

Entre sus pedidos a la Gober­nación de Guairá, Fried­mann solicita el informe de la ejecución presupuestaria de los años 2019 y 2020; sin embargo, entre las irregu­laridades que la Contraloría detectó durante su adminis­tración estando al frente del mencionado departamento fue precisamente la utiliza­ción del dinero público sin la justificación en la ejecución de varias obras, como repara­ción de puentes, enripiados, empedrados y asfaltados de caminos vecinales.

Otro pedido que hace Fried­mann al gobernador Vera es sobre la utilización de los cupos de combustibles tam­bién durante los dos años de mandato. Sin embargo, el senador se olvida de que durante su administración se comprobó el mal uso de los hidrocarburos, en uno de esos casos se pudo comprobar que a un vehículo se le cargó 23 mil litros de gasoil por 113 millones de guaraníes en un solo día.

DEUDAS. Esta es la lista de varios contratos que no fueron honrados por la administración de Rodolfo Friedmann en su oportunidad.

La lista de solicitudes de Friedmann a la Goberna­ción de Guairá sigue con todos los aportes que se rea­lizan a comisiones vecinales, cuando en su administración, sus amigos rifaron estos fon­dos, sin fiscalización alguna.

Un caso detectado fue la transferencia de 3.699 millo­nes de guaraníes a una comi­sión denominada Fomento y Desarrollo para la cons­trucción de varias obras; sin embargo, el cheque fue endosado para los amigos de Friedmann y los vecinos de dicha comisión nunca vieron ninguna obra.

La comisión vecinal de su amigo Ovidio Cuevas tam­bién había sido beneficiada con 300 millones de guara­níes, para la realización de una obra, sin embargo, nunca se hizo.

Pero antes de preocuparse por la administración actual de la Gobernación de Guairá, debía de responder a sus pares senadores qué hizo de la plata de las cuentas impa­gas que dejó durante su man­dato departamental. Un clavo de más de 6.300 millones de guaraníes en los años 2013, 2014 y 2017.

Todas estas deudas ya fueron judicializadas y se tendrán que pagar también los intere­ses y la deuda podría aumen­tar el doble; es decir, a US$ 2 millones, aproximadamente.

Según un informe oficial que fue entregado a la Contraloría General de la República espe­cificado por años, indica que en el año 2013, Friedmann adeudó a Rosa Mabel Capli por G. 413.740.477 por com­plemento sólido para com­plemento nutricional. En el 2014, también dejó cuentas no abonadas a la Copetrol.

La lista de deudas sigue en el 2015 con Barcos y Rodados por provisión de combustible por G. 30 millones.

En el 2017 fue el año de mayor deuda impaga de Fried­mann estando al frente de la gobernación, que fue de 5.316.826.115 guaraníes, a varios proveedores, por adquisición de leche fluida, complemento sólido para complemento nutricional y por medicamentos.

A Petropar adeudó G. 158.308.250 por provisión de combustible en julio del 2017, mientras que en setiem­bre no pagó G. 139.826.050, también por combustible y, por último, en octubre del 2017 por G. 467.000.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar