El abogado Raúl Silva, alto funcionario de Yacyretá, es el supuesto articulador que habría utilizado oficinas públicas para el plan que luego se filtró.

El senador Sergio Godoy también con­firmó la denuncia de su colega Antonio Barrios de que efectivamente existe un temerario esquema de espionaje generado desde el Gobierno en las últimas dos semanas.

El abogado Raúl Silva, alto funcionario de Yacyretá, está sindicado como articulador del plan. En los últimos 10 días se habría reunido en ofi­cinas de la binacional y hasta en Mburuvicha Róga con al menos 4 fiscales y ex fiscales.

Silva habría mencionado que él mismo coordina y con­trola un grupo (no se aclaró si real o de Whatsapp) lla­mado “Los Pitbull”, que sería de los ministros integrantes del partido de Desirée Masi (PDP), actualmente princi­pales aliados del gobierno de Mario Abdo Benítez.

El objetivo se centra en “caerle a HC” y los agentes fiscales serían los verdugos encargados de las trampas jurídicas, según las fuertes filtraciones de esas reunio­nes. A cambio se habrían ofrecido sensibles cargos en el Gobierno y, pese a ciertos rechazos, todavía estarían detrás de agentes y ex agen­tes del Ministerio Público para sumarlos al esquema.

Además, el operativo apun­taría a controlar los pasos del entorno más cercano al ex presidente Horacio Cartes dentro del movi­miento Honor Colorado, así también de periodistas del Grupo Nación que criti­can las malas gestiones del Gobierno.

Los senadores manifesta­ron que las denuncias son serias, pues provienen de los propios convocados. “No es que supuestamente existen las denuncias y yo participé en una de las denuncias, donde clara­mente una de las personas a quien se le ofertó el cargo de inteligencia tenía como primer punto una persecu­ción a Horacio Cartes hasta meterlo en la cárcel”, había manifestado en entrevista el senador Barrios.

Ayer también el senador Godoy denunció pinchazos telefónicos. Sostuvo que, en su caso particular, cada vez que realiza o recibe llama­das, su teléfono registra molestosas interferencias.

“Cuando hablo con el ex presidente Cartes ya es ale­voso. Es como si fuera que mi celular cayó a un pozo. El chiste que siempre hago es que mando saludos”, dijo Godoy. Subrayó que “la información siempre es poder” y que este esquema ayuda a “adelantarse a cier­tas jugadas y conocer los pensamientos de la gente”.

NIEGA ESPIONAJE

“No hay nada más alejado de la verdad que esto”, había señalado Silva al ser con­sultado sobre las reunio­nes y el plan operativo. Sin embargo, confirmó que se reunió con jefes policiales en su oficina de la Entidad Binacional Yacyretá.

Las oficinas de la binacio­nal no habrían sido las úni­cas sedes utilizadas para el oscuro fin. Las propias insta­laciones de Mburuvicha Róga habrían sido destinadas para las reuniones de inteligencia.

De hecho, saltaron infor­maciones de frecuentes visitas de Silva a Mburu­vicha Róga en horas de la tardecita/noche, vincula­das al plan que se filtró en estos días.