Ciudad del Este. Agencia Regional.

El suboficial Julio César Ramírez Rivas se encuentra detenido en una comisaría de esta ciudad a cargo de la Dirección de Policía de Alto Paraná, tras ser imputado por la fiscala Emilce Ovelar, por haber golpeado a su pareja. Está pendiente la decisión del Juzgado de Garantías No. 7, a cargo de Fátima Burró, sobre el pedido de prisión para el citado agente policial. La víctima es una mujer de 23 años, cuyo nombre tiene las iniciales M.B.D. Ella fue la denunciante del caso y ya había sufrido otros hechos similares por parte del imputado.

“Las circunstancias fácticas hicieron creíble tanto la declaración testifical de la víctima, especialmente porque fueron concatenadas con el diagnóstico médico ya que ella presentaba lesión en partes del cuerpo y, además, el hombre cuenta con tres antecedentes sobre violencia familiar con otras mujeres. Atendiendo a eso, presumiblemente ya es una persona reincidente y reiterante en esos tipos de hechos punibles, por lo que esta Fiscalía lo debió imputar”, explicó la fiscala Emilde Ovelar, de la Unidad Especializada de Lucha contra la Violencia Familiar.

Remarca que este tipo de hechos constituye crimen y ante la gravedad y los antecedentes del mismo, no correspondía otra medida que la imputación y el pedido de prisión.

“El hombre estaba en estado de ebriedad, comenzó una discusión, él también presentaba rastros de arañazos en el tórax, y la víctima manifestó que el hombre intentó ahorcarla porque según el médico forense, los arañazos podrían haber sido en un momento de resistencia, ya que corría peligro su vida”, explicó la fiscala del caso. La víctima fue inspeccionada por una sicóloga y por el médico Aníbal Duarte, cuyo informe coincidió con la declaración de la denunciante.

Lea también: No hay condiciones para las clases presenciales en el 20121, según gremio de directores

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer en un inquilinato donde vivía con su pareja. Fueron vecinos quienes dieron aviso a la policía jurisdiccional, instante en que la mujer pudo zafar de su agresor y llamó a su padre, presentándose juntos a la sede policial a hacer la denuncia. No obstante, el hombre llegó también al lugar a denunciar a la mujer, diciendo que él fue el primer atacado.

No es la primera vez

Sin embargo, la víctima relató que ya vivió otros actos similares con su pareja, con quien estaba desde un año y que ya había abandonado la propiedad, pero decidieron darse una nueva oportunidad, “desembocando lastimosamente en lo ocurrido”, según la agente del Ministerio Público. La pareja no llegó a tener hijos, aunque el imputado los tiene con otras mujeres, quienes también fueron víctimas de su violencia, indica la fiscala.

“Para decirlo de una manera sencilla, este tipo de violencia es una granada en mano, porque muchas veces las víctimas creen que las cosas van a cambiar, muchas no reciben el apoyo de sus familiares o ellas mismas creen en el cambio por el sentimiento que tienen e intentan volver con el hombre”, analiza Emilce Ovelar.

Lea también: Fiscalía no imputó al hombre que disparó contra el asaltante de Copaco



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar