La industria de alimentos Hilagro SA manifestó su postura con relación a la reciente huelga de camioneros, que en principio fue contra del ingreso de bitrenes y luego un aumento en el precio del flete, y que si bien se llegó a un punto de acuerdo, se mantiene en cautela.

A través del gerente del Centro de Distribución Asunción de Hilagro, Dani Dueck, invitaron y recomendaron a los profesionales del volante a dialogar. "Estrategia que siempre será la mejor salida", indicó.

"Nosotros estamos dispuestos a dialogar con ellos, ya que forman parte también de la cadena de negocios. Pero de ese lado no hubo ni un intento siquiera de diálogo. Más aún, porque el paro era contra los transportistas de granos y nosotros no teníamos nada que ver, pero nos afectó mucho", expresó.

Mencionó que el paro no dejó que los camiones de la empresa transitaran libremente, a pesar de que los huelguistas indicaban que plegarse era voluntario, hecho que desmintió, ya que desde la compañía se vieron atropellados, además de las constantes amenazas que realizaban los camioneros.

Dueck manifestó que la empresa a pesar de contar con una flota propia de vehículos, solo durante el año pasado contrataron igualmente el servicio de flete por más de US$ 1 millón.

Contó el caso de uno de los conductores de la firma, que fue obligado a retroceder en la zona del Km 30, cercana a la fábrica que se encuentra en J. Eulogio Estigarribia o Campo 9 (departamento de Caaguazú), y que luego cortaron el camino y lo obligaron a bajar, propinándole fuertes golpes, además de romper el anteojo del personal.

Indicó que fue solo una de las experiencias, y que por tal motivo la fábrica no pudo proveer de los alimentos a los puntos de distribución por casi 2 semanas, dejando de operar toda una semana.

PÉRDIDAS

El paro generó importantes pérdidas para la industria, ya que dejaron de procesar 2.400 toneladas de trigo, y recuperarlo llevará otras 2 semanas. Es por ello que temen perder algunos contratos con los que no pudieron cumplir durante el tiempo de la huelga, como el caso del competitivo mercado brasileño que costó mucho trabajo ganar, señaló.

Por otro parte, agregó que la mayoría de los camioneros son mal informados por unos pocos líderes, sin conocer de fondo las características y beneficios del proyecto del corredor granelero.

ACUERDO

El martes por la noche tras largas horas de negociaciones, representantes de la Federación de Camioneros del Paraguay y la Unión de Gremios de Producción (UGP) llegaron a un acuerdo en cuanto al aumento en el precio del flete por tonelada/km y que representó el levantamiento de las interrupciones que venían ejecutando en las rutas del país.

El titular de la UGP, Héctor Cristaldo, dijo que el ajuste es del 10%, sobre el precio anterior. Los representantes del gremio de transportistas de carga reclamaban que el acuerdo contemple un aumento como mínimo de G. 96 por tonelada/km, ya que un estudio de la Dinatran había fijado como promedio G. 356 por tonelada/km y el precio establecido hasta ese martes era de G. 265 por tonelada/km.