Mucho se habla y se ha hablado de la necesidad de que los pla­nes educativos de los países estén acordes con las necesida­des actuales y especialmente que sirvan para acabar con la inequidad y la falta de oportuni­dades.

Edición lmpresa