El ingeniero Ángel María Recalde, direc­tor de la Entidad Binacional Yacyretá durante el gobierno de Horacio Car­tes, manifestó su rechazo a las acusaciones “infundadas y sesgadas” por parte del dia­rio Abc Color en relación a la licitación para la amplia­ción del Parque Generador de Yacyretá (Aña Cuá).

En su editorial del sábado 19 del corriente, el matutino en cuestión publicó que “queda en evidencia la estafa progra­mada en Aña Cuá”, haciendo mención al Ing. Recalde y su gestión al frente de la EBY.

Recalde fue contundente al asegurar la falsedad de las diversas publicaciones de Abc Color, específica­mente la mención de que “… se estima que se conseguirá un importante ahorro glo­bal en relación a la cifra esti­mada por el Ing. Ángel María Recalde”.

Explicó que mediante el pliego de bases y condicio­nes –con que se llamó a lici­tación para las obras civiles y del equipamiento electro­mecánico– fue contratado por la EBY la firma Con­sultora MWH (Montgo­mery-Watson-Harza). Fue así que MWH sugirió los montos referenciales para las licitaciones y no él.

Por otro lado, aclaró firme­mente que las licitaciones fueron lanzadas a media­dos de setiembre del 2017 y fijaban la recepción de ofer­tas para enero del 2018. Pero ante la solicitud de amplia­ción del plazo de presenta­ción por parte de algunas fir­mas (no todas) y a los efectos de facilitar la mayor partici­pación, se decidió ampliar en 90 días más.

Dijo que participaron 8 con­sorcios compuestos por 20 empresas y para el equipa­miento electromecánico se presentaron una empresa y 2 consorcios, lo que permi­tió una competencia que, por consiguiente, resultó en la reducción por debajo del “precio referencial” esti­mado en US$ 600 millones.

Por lo tanto, Recalde ase­vera que se concluye que al momento de expresar Abc Color sus sospechas de un “acto ilícito”, los precios que hoy se conocen, indis­cutiblemente muy buenos, ya estaban desde las fechas mencionadas en poder de la EBY durante la adminis­tración anterior, lacradas y celosamente guardadas como corresponde. Expresó que evidentemente la “pre­monición” del diario fue errada o, por lo menos, ses­gada, sentenció Recalde.

El ex director de la EBY señaló que haber logrado gran participación, un desa­rrollo licitatorio con total y absoluta transparencia, mínimos inconvenientes en el proceso (no usual en este tipo de licitaciones com­plejas y de alto costo) y el logro de precios extraordi­nariamente buenos hacen que estas licitaciones ten­gan la calificación de “exi­tosas”. Por efecto de la com­petencia, se obtuvieron los mejores precios posibles, expresó.

ATRIBUIR A OTROS GOBIERNOS

Recalde menciona que con estas aclaraciones se demuestra la falsedad de las informaciones de algu­nas personas que hoy quie­ren atribuirse el mérito de “haber logrado una sustan­cial disminución de los costos de Aña Cuá”, que no es veraz –dijo–, ya que las ofertas se presentaron 4 meses antes de asumir el gobierno Abdo.

Expresó que si hay que atri­buir méritos por las exito­sas licitaciones, deben ser a los gobiernos de Horacio Cartes y Mauricio Macri que en todo momento dejaron a los técnicos que desarrollen sus actividades sin injeren­cia política ni empresarial, concluyó Recalde.

CORTE CONDENA A ABC

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia condenó al matutino Abc Color a abonar la suma de G. 234 millones en con­cepto de indemnización al magistrado Carmelo Castiglioni, “por lesionar su honor y su reputación”.

La mencionada instancia judi­cial, conformada por los ministros Miryam Peña, Antonio Fretes y el camarista Giuseppe Fossati, rechazó la acción de inconstitucio­nalidad presentada por el abogado César Coll Rodríguez contra los fallos de primera y segunda instancia que condenaron al men­cionado medio a abonar el monto señalado.

Abc había criticado el dictamen del magistrado Castiglioni, quien había fallado a favor del ex presidente de la República, Luis Ángel González Macchi, en el caso de un supuesto desvío de US$ 16 millones de los bancos Unión y Oriental. “Con el argumento de que no tienen potestad para resolver el caso, la Corte dejó incólumes el Acuerdo y Senten­cia N° 117 del 27 de octubre del 2011 (firmado por los camaristas Raúl Gómez Frutos, Basilicio García y Marcos Riera Hunter), y la Sentencia Definitiva 190 del 29 de marzo del 2010”.