• POR NICOLÁS ALMADA
  • (0981) 541 - 754
  • nicolas.almada@gruponacion.com.py

En abril de este año la administración del titular de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Julio Fernández, adjudicó G. 1.000 millones para una conferencia con sus pares de América Latina y el Caribe que incluyó también a los de España y Portugal.

Dividieron la conferencia en tres encuentros denominados “Conferencia Regional de Directores Generales de Aduanas de las Américas y el Caribe, el Foro Conjunto con el Sector Privado y la Reunión de Directores Regionales de Aduanas de América Latina, España y Portugal”, los que se realizaron del 29 de abril al 3 de mayo pasado.

Si bien son eventos de envergadura y se realizan anualmente en países diferentes, los gastos ejecutados por Fernández lo lucieron como anfitrión de lujo; destinó millones de guaraníes del dinero de contribuyentes a servicios y bienes que podrían considerarse innecesarios, rozando de esa manera el derroche del dinero público.

Más cenas de lujo, decoración y música.
Más cenas de lujo, decoración y música.

Un dineral, cuando las conferencias y reuniones en cuestión fueron planeadas para analizar y ahondar sobre reformas que se deben hacer en el sector para luchar contra la corrupción, a modo de efectuar profundos cambios dentro de la gestión aduanera como el mejor manejo de los recursos humanos y la modernización tecnológica. De hecho, en los eventos se resaltaron recientes casos de ilícitos detectados como el del ex jefe del Detave.

Aduanas, mediante la licitación con ID #357382 que fue adjudicada a la firma Insight Catering de Nora Viviana Fuentes SA, previó desde eventos culturales, musicales, artísticos hasta gastronómicos y un paseo turístico por la capital, todo esto a la par de cubrir los gastos de las actividades principales y oficiales, tales como las conferencias y reuniones.

Según consta en el portal de la Dirección de Contrataciones Públicas, Aduanas pagó a la firma beneficiada un total de G. 941.927.273, lo que sumando el IVA trepa a los G. 1.000.000.000. Sin embargo, desde la Unidad Operativa de Contrataciones (UOC) de la DNA nos dijeron que no todos los ítems previstos en el contrato fueron ejecutados, pero lo llamativo es que el monto pagado coincide plenamente con el monto adjudicado.

Entre los servicios que –según Aduanas– no fueron precisados o ejecutados finalmente se encuentra la contratación de una orquesta sinfónica a G. 24.000.000 o el alquiler de una embarcación para un paseo por la Bahía de Asunción a G. 9.000.000. En teoría no hicieron el tour, pero el contrato que incluye estos dos servicios fue pagado en su totalidad.

MENÚ DE PRIMER NIVEL

Cenas de entre G. 550 mil y G. 700 mil por persona se sirvieron los conferencistas aduaneros. Exquisitos bocaditos y aperitivos: canapés de crema de quesos, canapés de crema de morrones, quitche de queso y jamón crudo, quitche de espinacas, arrolladitos hojaldrados de jamón y queso, voulauvent de choclo, petit broche primavera, tarteletitas capresse, croute con salamín y aceitunas, tarteletitas de camarones al catupiri, voulauvent de pollo, quitche de cebolla, quitchelorraine, delicias de choclo y jamón, entre otros. Además de asados, variedad de carnes (vacuna, pollo, cerdo) con diferentes salsas y deliciosos postres.

Entre los ítems adjudicados figura también la realización de actividades sociales y tours para los cónyuges de los directores nacionales y otras autoridades aduaneras, con interpretación en inglés, con un costo de G. 4.500.000.

Desde la UOC de Aduanas nos comentaron que si bien no fue contratada la orquesta sinfónica por ser muy costosa, fueron adquiridos los servicios de un grupo de danza artística por el monto de G. 5.000.000, un show musical por G. 7.000.000 y la instalación de luces, equipamientos y altavoces con música por otros G. 5 millones.

Aparte de los servicios arriba citados, en el listado de ítems adjudicados aparecen también varias contrataciones para ambientación y musicalización de locales para los diferentes eventos que se realizaron. Por ejemplo, para la cena de gala, figura el ítem de “ambientación, iluminación y equipamiento de sonido del salón” por G. 12.000.000.

CAROS OBSEQUIOS

Además de todo el despliegue cultural, musical y gastronómico, la generosidad de la Dirección de Aduanas demostró ser inmensa y también colmó a sus invitados con caros presentes.

Se regalaron en total 27 manteles hechos de ñandutí a G. 2.300.000 cada uno, 15 hamacas paraguayas a G. 400.000, 10 recuerdos fabricados en filigrana a G. 500.000 y 100 recuerdos en madera a G. 150.000 por unidad.

La lista no termina y sigue porque también se obsequiaron a los presentes 75 maletines de G. 600.000 cada uno, 200 unidades de bolígrafos a G. 50.000 cada uno y 150 blocs de notas a G. 40.000 la unidad.